Categorías
Salud

Increíbles formas en las que puedes quedar embarazada

Quedar embarazada no es un juego, sobretodo si no es deseado. Te presentamos algunos casos que es mejor que tomes en cuenta si no quieres estar en esta situación.

Usar lubricante a base de aceite con un condón. Estos productos con aceite pueden degradar el látex y crear agujeros microscópicos en él, aumentando las posibilidades de que te embaraces.

Abrir el condón con los dientes. Aunque las ganas sean muchas y la pasión parezca desenfrenada abrir con los dientes es muy mala idea, pues podrías romper el condón por accidente.

No dejas espacio en la punta del condón al colocarlo. No hacerlo podría causar que el esperma se salga por los lados y que se produzca un embarazo no deseado.

Getty Images

‘Juguetear’ en una alberca o tina. Estos casos son muy raros, pero no imposibles. El semen cerca de tu vulva podría colarse, provocando un embarazo.

Ese 1% que nadie considera. Aunque uses puntualmente los métodos anticonceptivos, éstos tienen un ligero margen de error; un ejemplo muy claro son las pastillas, las cuales son 99% eficaces… pero ese 1% siempre juega en tu contra.

Creer que por estar embarazada no te puede volver a suceder. A este caso se le llama superfetación y ocurre cuando estás embarazada y continúas ovulando. Sucede en personas con tratamientos hormonales, estimulación ovulatoria, síndrome de hiperestimulación o fertilización asistida.

No tomar la pastilla del día siguiente al siguiente día. Las pastillas de emergencia reducen la probabilidad de un embarazo, pero si no se usan correctamente pueden fallar. Tomar la píldora dentro de las 24 horas después de las relaciones sexuales, resulta aproximadamente 95% efectiva, pero mientras más esperas el porcentaje se reduce.

Getty Images

Tener sexo durante tu menstruación. El esperma sobrevive dentro de ti hasta por cinco días. Si tienes relaciones sexuales en los últimos días de tu periodo y ovulas pronto, podrías quedar embarazada.

Ni la vasectomía es infalible. Las vasectomías no funcionan de inmediato y hay que realizar un análisis de semen dos meses después, para comprobar que el conteo de espermatozoides sea lo suficientemente bajo.

Trompas ligadas. Sucede lo mismo que con la vasectomía, no es totalmente seguro.