Categorías
Salud

Mira el mal que hacen los hisopos en oídos de niños

Aunque no se puede descartar al hisopo como una gran herramienta valiosa en la procuración de una limpieza efectiva en los oídos, pueden convertirse en todo lo contrario si se ocupan de manera inadecuada en los niños.

De acuerdo con estudio federal, en Estados Unidos ingresaron a emergencias alrededor de 263 mil niños por lesiones en el oído provocadas por hisopos de algodón entre los años 1999 y 2012.

Estas lesiones equivalen a que al menos 12,500 niños se lesionan al año, lo que también se traduce en 34 casos diariamente.

“Los dos conceptos erróneos más importantes que escucho como otorrinolaringólogo son que el canal auditivo se debe limpiar en casa y que se deben usar hisopos de algodón para limpiarlo: ambas ideas son incorrectas”, señaló el doctor Kris Jatana, autor del estudio del Departamento de Otorrinolaringología Pediátrica del Hospital Pediátrico Nacional en Columbus, Ohio.

Especial

Jatana explicó que la limpieza no es necesaria como se cree y mucho menos con el uso de hisopos, pues normalmente los canales auditivos se asean solos; utilizar algún utensilio para hacerlo podría provocar graves daños.

“Usar hisopos de algodón para limpiar el canal auditivo no solo empuja al cerumen más cerca del tímpano, sino que hay un riesgo significativo de provocar una lesión entre menor y grave en el oído”, explicó el especialista.

Los casos registrados de lesiones indican que el 73% ocurrió por limpiar los oídos con hisopos, mientras que el 10% se debió a jugar con ellos; el restante 9% fue porque los niños se cayeron cuando tenían los hisopos en los oídos. La gran mayoría de los lesionados tenían menos de ocho años de edad, de los cuales el 40% de los casos eran menores de tres años.

Algunas de las lesiones más comunes que pueden ocurrir al utilizar hisopos son: Tímpano perforado, lesión de tejido blando, sensación de cuerpo extraño. También se pueden sufrir mareos, tener problemas de equilibrio y pérdida auditiva irreversible.