Categorías
Salud

Remedios antigripa

El invierno es sinónimo de resfriados; con estas medidas podrás prevenirlos y ayudar a tu hijo a aliviarlos

Por Armando Ayala Asesoría Pediatra Nuria Mendoza

¿PUEDEN EVITARSE?

Estos virus afectan a los niños pequeños que en sus primeros años de escolarización pueden pasar hasta cinco o seis procesos virales en los meses más fríos, mientras que un adulto sufrirá tan sólo uno o dos. Es normal y no debes pensar que tu hijo tiene algún problema grave de salud: lo que ocurre es que sus defensas todavía están en desarrollo, no saben cómo vencer a los gérmenes y deben aprender a hacerlo durante los primeros años de vida a base de enfrentarse a las infecciones. De esta forma crean anticuerpos que en el futuro les ayudarán a combatir los padecimientos.

 

TRATAMIENTO

• Los virus no tienen un tratamiento específico, en realidad se curan solos. El catarro suele durar pocos días y la gripa, siete (la tos es más resistente, puede durar hasta dos semanas más).

• Si el niño está cansado, la tos empeora o tiene vómito, el pediatra recomendará un jarabe apropiado a su edad.

• El paracetamol e ibuprofeno bajan la fiebre y atenúan el dolor de cabeza, espalda o piernas. Si la temperatura no baja con fomentos de agua tibia en la frente o un baño de agua tibia, conviene utilizar supositorios.

• Lavados nasales: las gotas o sprays de suero fisiológico hidratan las mucosas.

 

13 CONSEJOS PARA AYUDARLO A SALIR DE LA ENFERMEDAD

  1. No lo obligues a comer, mejor ofrécele con frecuencia pequeñas cantidades de sus alimentos favoritos. Así su estómago no se llena demasiado y no existe el riesgo de que vomite.
  2. Prepara comidas con textura suave, que no le cueste tragar, como purés.
  3. Haz un caldo o sopa casera que, además, le aportan un extra de líquido que hidrata su cuerpo.
  4. Alimentos ricos en vitamina C, sin abusar, pues en grandes cantidades pueden ocasionar diarrea.
  5. Dale a beber agua a menudo.
  6. Eleva la cabecera de la cama o la cuna; con la cabeza más alta que el resto del cuerpo toserá menos y dormirá mejor.
  7. Acostumbra a tu hijo a taparse la boca cuando tosa o estornude, pues los virus se transmiten a través de las gotas de saliva que se quedan en el aire.
  8. Evita el contacto con otros niños o adultos contagiados.
  9. Si tu pequeño está enfermito, mejor no lo lleves a la escuela.
  10. Lávate las manos después de tocar las secreciones (limpiarle la nariz, lagañas…) para evitar que se propague la infección.
  11. Evita que comparta juguetes o cubiertos y lávalos bien.
  12. Es aconsejable vacunar a los niños que corren un mayor riesgo de enfermarse (asmáticos y diabéticos) para protegerlos de posibles complicaciones. Pregunta a tu médico el caso.
  13. Paciencia, ánimo y buen humor. Cuando el resfriado afecta a varios miembros de la familia o ver que tu bebé tose y tose, la situación puede resultar estresante. El consuelo es que las molestias duran pocos días y se resuelven prácticamente solas.
Remedios antigripa
iStock

¿CUÁNDO IR AL PEDIATRA?

• Cuando la fiebre es de 38 oC.
• El bebé es menor de tres meses.
• Al niño le duele el oído o se toca molesto; si es un bebé, puede tener otitis.
• Tiene moco espeso durante más de una semana.
• Presenta dolor de cabeza localizado en puntos concretos, como la frente o bajo los ojos: puede deberse a una sinusitis.
• Su respiración es silbante o presenta dificultad para respirar.

 

LA REALIDAD

Aunque sigan al pie de la letra los consejos de prevención, háganse a la idea de que los niños se acatarran con frecuencia durante los primeros años de vida. El consuelo es que les sirve para fortalecer su sistema inmunológico y podrán defenderse mejor en un futuro próximo.

 

DIFERENCIA ENTRE CATARRO Y GRIPA

»  Se contagian fácilmente por causas estacionales.
»  Son más habituales en los meses fríos.
»  Su origen es vírico, pero provocado por diversos virus.
»  Tu hijo puede sufrir un proceso gripal por temporada, pero puede tener varios catarros en poco tiempo.