Categorías
Salud

Sarampión, conoce a fondo esta enfermedad

El sarampión es una enfermedad grave y tan contagiosa que suele producir epidemias (como la que recientemente se está viviendo en Estados Unidos); aunque, gracias a la vacuna, es prevenible.

Te invitamos a conocer en qué consiste esta enfermedad, sus modos de contagio, el tratamiento y síntomas. Si notas alguno en tu hijo, no dudes en acudir a su pediatra.

Lo que necesitas saber del sarampión

¿Causa?

Virus del sarampión.

¿Cómo son las lesiones?

Manchitas rojas al principio, después se descaman.

¿Dónde están? 

Salen en el tronco y, poco a poco, se van extendiendo a la cara (que tiene el aspecto de estar hinchada) y a las extremidades. En la cara las manchas se acumulan en los mofletes, alrededor de los ojos y detrás de las orejas. En el interior de la boca, en la cara interna de los labios y las mejillas pueden aparecer unos puntitos blancos, del tamaño de la cabeza de un alfiler, que se conocen como manchas de Koplik.

¿Cuánto duran?

Las lesiones se mantienen entre tres y cinco días. Después desaparecen en orden inverso al de su aparición. La recuperación completa se produce entre siete y diez días después del inicio del exantema.

Otros síntomas

Tres o cuatro días antes de la aparición del salpullido, el niño suele tener malestar general, fiebre, tos y dolor de garganta. Otros síntomas típicos del sarampión son molestias en los ojos, hinchazón en los párpados, fotofobia (le molesta mucho la luz) y enrojecimiento de la mucosa de la boca.

Periodo de incubación

El tiempo que transcurre desde que el virus entra en el cuerpo y el niño desarrolla la enfermedad es de entre una y dos semanas.

Periodo de contagio

Comienza unos días antes de aflorar las manchitas y se extiende hasta tres o cuatro días después de su aparición. La fase más contagiosa es antes del salpullido.

Modo de contagio

El sarampión es muy contagioso, se trasmite por vía aérea, a través de los estornudos, las toses y al hablar. Aunque afecta principalmente a niños, también pueden contraerlo adultos que no han sido vacunados ni se han enfermado anteriormente.

Tratamiento

No existe, hay que tratar los síntomas: la fiebre con antipiréticos y compresas frías (el paciente debe tomar muchos líquidos); el picor con crema hidratante; la fotofobia reduciendo la luz ambiental; la tos con antitusígenos.

Complicaciones

Puede llegar a producir conjuntivitis, otitis media (infección de oídos), neumonía y, en raros casos, encefalitis. Estas complicaciones son raras hoy en día. En los adultos el sarampión puede ser muy grave.

Vacuna

Es la llamada SRP o triple viral previene sarampión, rubéola y parotiditis. Es inyectable y se aplican dos dosis, una a los doce meses y la otra a los seis años de edad.

Por Felipe Salinas