Categories
Ser Bebé

3 tips para vestir al bebé

Son tan pequeñitos que parece que van a romperse, por ello cambiarlos de ropa se vuelve una difícil tarea. Pero con estos tips verás lo sencillo que es.

Son tan pequeñitos que parece que van a romperse, por ello cambiarlos de ropa se vuelve una difícil tarea. Pero con estos tips verás lo sencillo que es.

El recién nacido se puede asustar cuando lo desnudamos. Por eso es importantísimo hacerlo sin prisas y con mucho cariño. En cuanto al tipo de ropa lo mejor es utilizar prendas que sean muy fáciles de poner y quitar, con aberturas frontales o laterales.

 

Los cierres con velcro  son más cómodos que los botones, en especial, cuando hay que cambiar al bebé fuera de casa o cuando ya son más grandes y empiezan a moverse más. Los recién nacidos pasan mucho tiempo boca arriba, así que es conveniente vestirlos con pañaleros o pijamitas que se abran por delante para que no les molesten los cierres.

 

Los comandos o bodies son más prácticos que las camisetas, ya que les tapan la pancita y se ajustan mejor al pequeño. Y los petos son muy bonitos, pero incómodos de poner y quitar. Si vas a comprarle uno es imprescindible que lleven broches en la entrepierna para facilitar el cambio de pañal.

 

3 tips que no fallen

 

1. Cuando el pañalero se pone por la cabeza, debe tener una abertura amplia o broches en el hombro que permitan abrir más el cuello de la prenda. Estira la apertura al máximo para que su cabecita entre bien y no le moleste al pasar por la cara. También hay que ensanchar las mangas para meter sus manitas; si las mangas son largas habrá que cerrarle los puñitos para que no se enganche ningún dedo.

 

2. Si le pones una camiseta deber tomar en cuenta las misma pautas que para un pañalero. Para desvestirlo, dobla con una mano el brazo del bebé y con la otra tira de la manguita. Después junta toda la camiseta alrededor del cuello del pequeño y ábrela lo máximo con las dos manos para poder quitarla con facilidad, sin rozarle la cara.

 

3. En el caso de la ropa más justa, tendrás que doblar la parte de las piernitas como un acordeón, primero una y luego la otra. Después no tienes más que subir y levantar un poco ña cadera del pequeño para ajustar la prenda por encima del pañal.