Categories
Ser Bebé

4 alimentos que no debería comer un bebé

Los bebés menores de un año pueden comer casi todo, excepto alimentos que pueden causar alergia o son poco nutritivos. ¡Conócelos!

Los bebés menores de un año pueden comer casi todo, excepto alimentos que pueden causar alergia o son poco nutritivos. ¡Conócelos!

Si tu peque tiene menos de un año puede comer casi de todo, solo hay que poner atención a ciertos alimentos que pueden "caerle mal" o en su defecto provocar una alergia. Te presentamos los cuatro alimentos que tu peque no debería comer antes de tiempo: 

 

1. Leche de vaca y sus derivados: Hasta cumplir el año de edad, el alimento principal de tu bebé debe ser la leche materna aunque a partir de los seis meses puede iniciar con la alimentación complementaria. No pasa nada si de vez en cuando le das un yogur o un poco de queso, pero estos no deben formar parte de su dieta habitual. Después de los 12 meses de edad, los niños pueden empezar a tomar leche de vaca entera o yogur natural. 

 

2. Leche de soja, arroz, avena, etc: Las llamadas leches de soya, arroz, avena o almendras no se parecen en nada a la leche (salvo por ser ?blancas y en botella?), ni su composición es adecuada para la alimentación de un bebé. No deberían llamarse ?leche?, sino "suero". Un niño puede tomar un poco de este "suero" de vez en cuando, pero no se puede alimentar únicamente con esto a un bebé. 

 

Otra cosa son las leches especiales a base de soya o arroz que el médico recomienda cuando el niño no toma pecho y tiene alergia a la leche de vaca. A estas se les ha añadido ingredientes extra para que cumplan con la estricta legislación sobre composición de leches para bebés. 

 

SIGUE LEYENDO: Leche, ¿antes o después de los sólidos?

Foto: iStock

 

3. Pescados: Los pescados tienen grandes cantidades de mercurio y contaminantes. La OMS recomienda que las mujeres embarazadas, madres lactante y niños menores de tres años no consuman atún rojo, lucio, tiburón ni pez espada.

 

4. Jugos (más de medio vaso al día): El jugo de fruta (aunque sea jugo recién hecho) no es un alimento sano para los niños. Ni para los adultos. Tampoco es tóxico, claro, un poco de jugo no hace daño, y para una fiesta por supuesto mejor el jugo que los refrescos. Pero el problema es que mucha gente lo clasifica mentalmente como la fruta cuando habría que clasificarlo junto a los pasteles por su alto contenido de azúcar. En niños pequeños, el exceso de jugo puede producir diarrea crónica, mala nutrición y obesidad.

 

TE INTERESA: ¿Qué alimentos puede comer el bebé?