Categorías
Ser Bebé

5 malos hábitos de la mayoría de las mamás al bañar a sus bebés

Pueden ocurrir errores involuntarios que pongan en peligro la vida y seguridad de los bebés

5 malos hábitos de la mayoría de las mamás al bañar a sus bebés. Según lo publicado por la marca de estilo de vida Fatherly , los accidentes a la hora del baño pueden disminuir cuando se pone atención y la mamá está al pendiente todo el tiempo, sin embargo, pueden ocurrir errores involuntariamente que ponen en peligro la vida y seguridad de los hijos.

Dejarlos sin supervisión

Es lógico pensar que cuando son bebés, los padres están al pendiente todo el tiempo, sin embargo, cuando comienzan a crecer, ellos deben ir fomentando su autonomía, eso depende de la edad y madurez de los pequeños. Según los expertos , alrededor de los tres o cuatro años hasta los nueve, los padres deben supervisar a sus hijos, así asegurarse que están haciendo correctamente su rutina de higiene y cuidando de su seguridad.

Uno de los errores comunes es dejar solos a los niños por unos dos o tres minutos, en ese lapso de tiempo, los pequeños pueden resbalarse y golpearse la cabeza (todo depende de cuánta agua hay en la bañera). Evita los accidentes quitando los distractores como teléfonos celulares o cualquier cosa que distraiga tu atención a la hora de bañar a tu hijo.

Usar la bañera al tope de agua

Se puede creer que entre más agua tenga la bañera, el bebé o los niños estarán protegidos por el frío o cambios bruscos de temperatura, sin embargo, el error aumenta cuando es demasiada agua, ya que pueden ahogarse fácilmente, según el Doctor Thomas Phelps pediatra de Clinic Children´s , recomienda que el nivel del agua tiene que estar a 2 o menos pulgadas cuando son bebés y de 4 a 5 pulgadas cuando son niños pequeños, para no complicarte en medir el agua, solo llena la bañera hasta la mitad.

Asientos o anillos de baño

Los asientos para las bañeras tienen más riesgos de lo que crees, por ejemplo el ahogamiento. Algunos asientos tienen de dos a tres ventosas que supuestamente quedan adheridos a la bañera, pero estos pueden dejar de funcionar sin previo aviso, provocando que se caiga el niño, en caso de ser anillos, el pequeño puede quedarse atrapado a la mitad del objeto, se aconseja evitar comprar los anillos, ya que el jabón provoca que su cuerpo sea resbaloso.

Para evitar accidentes, deberás asegurarte que el agarre de las ventosas funcione correctamente antes de usarlo, así como estar bajo supervisión constante.

No lavar los juguetes de baño 

Los científicos del Instituto Eawag de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich, Suiza y de la universidad estadounidense de Illinois, Estados Unidos, han confirmado los peligros que guardan los juguetes de baño, sobre todo los patos y juguetes que se usan en la bañera de los bebés y niños, ya que al ser sumergidos por mucho tiempo se llenan de bacterias y hongos, debido a los restos de jabón, suciedad, sudor y bacterias propias del cuerpo, esto por consecuencia, provoca irritaciones en los ojos, oídos y otras infecciones gastrointestinales.

Lo que se puede hacer es limpiarlos constantemente o tapar los orificios para que no entre el agua, así como cambiarlos cada cierto tiempo.

Baños largos

Es lógico que tú hijo le encante estar en el agua, pero no debes dejarlo por mucho tiempo ya que su piel puede resecarse y causar hipertermia . Los dermatólogos aconsejan dejarlos entre 5 a 10 minutos, incluso no es necesario bañarlos todos los días, por ejemplo: los gérmenes son buenos para los pequeños, ya que su cuerpo aprenderá a combatir las bacterias y fortalecer el sistema inmune.

La hora de bañarse debe ser una experiencia divertida, tanto para ti como para tu pequeño, cuida su seguridad aplicando las recomendaciones de los expertos, así evitaras accidentes graves que pongan en riesgo la salud de tu hijo.