Categories
Ser Bebé

5 preguntas más frecuentes sobre el bebé

Manual de instrucciones del recién nacido.

Manual de instrucciones del recién nacido.

En el hospital todo era más o menos sencillo. Pesaban al bebé todos los días, te aconsejaban y, ante el menor problema, sabías que había un grupo de profesionales para ayudarte. Pero al llegar a casa? las dudas se multiplican y, además, los consejos de familiares y amigos a veces no son la solución, ya que cada niño es diferente. Estás sola con esa criatura maravillosa que necesita tanto de ti y aún no conoces bien. Para ayudarte en los primeros seis meses de vida hemos preparado para ti una serie de respuestas a las dudas más comunes.

1. ¿Cuándo y cuánto debe comer el bebé?

Si no hay problemas médicos que lo impidan, el recién nacido debería empezar a comer en la misma sala de parto, aprovechar ese estado de vigilia inicial que se produce al nacer y que puede producir una succión más vigorosa antes de que el pequeño entre en un sueño profundo. Cuanto más tiempo permanezca en contacto piel con piel con mamá, se logrará mejor la lactancia. Es preferible no establecer horarios y dejar que él mismo regule el espacio entre tomas y el tiempo que permanece en el pecho. El estómago de los recién nacidos es muy pequeñito, así que es probable que reclame comida muchas veces pero tome poca cantidad.

2. ¿Es normal que duerma tanto?

Los primeros meses, el bebé se pasará durmiendo la mayor parte del día, aunque luego sus necesidades de sueño disminuyen. Los recién nacidos duermen de 16 a 17 horas: nueve horas por la noche y el resto durante el día. Cuando cumpla tres meses, necesitará descansar 15 horas, y al cumplir un año 13 o 14 (11 horas por la noche y 3 en el día). Es importante cambiar al nene de posición con frecuencia y, durante el sueño, hay que acostarlo boca arriba para reducir el riesgo de muerte de cuna. Para prevenirla, también se recomienda que la temperatura de la habitación no supere los 22 a 24 ºC y no abrigarlo demasiado.

3. Ha hecho popó oscura ¿le pasa algo?

En las primeras 24 a 48 horas después de nacer, el nene debe expulsar el meconio, una deposición muy oscura y pegajosa. Los siguientes días hace lo que se llaman deposiciones de transición, que son verdosas, pero más líquidas, y, por último, se establece el ritmo normal, que varía según el tipo de lactancia. Es frecuente que tras las deposi ciones de los primeros días pase varios sin hacer popó. Esto se debe a que todavía no ha adquirido el ritmo intestinal. Una vez regulado, es normal que haga popó inmediatamente después de cada toma o cada dos o tres días. Las deposiciones de niños alimentados al seno son líquidas, amarillentas, con grumos. No las confundas con diarrea.

4. ¿Cuánto peso debe ganar a la semana?

El aumento de peso del bebé puede variar algo según el tipo de lactancia que lleve, pero suele aumentar entre 150 y 200 gramos a la semana. En cualquier caso, lo importante es que mantenga su curva de peso, sin bajar de percentil. No hay que obsesionarse: no es necesario que peses a tu bebé a cada rato; el pediatra se encargará de ello cuando le toque revisión y te dirá si nota algo anormal. Por otra parte, no tienes que apresurarte los primeros días de vida: la mayoría de los bebés pierde peso la primera semana, se considera normal hasta 10 % menos. Eso sí: debes vigilar (sin perturbarte) que el nene haga pis con frecuencia. Conviene comprobar si tiene el pañal seco entre toma y toma, y cambiarlo con frecuencia para evitar que se irrite su piel.

5. ¿Y si tiene fiebre?

Si tu bebé de menos de tres meses presenta una temperatura mayor a 35.5 °C hay que acudir a urgencias. Es probable que después de que le pongan alguna vacuna se muestre irritable o tenga unas décimas de fiebre. Es una reacción a la vacuna que durará un máximo de 24-48 horas.