Categories
Ser Bebé

5 tips para enseñarle a tu peque a caminar

Mantenerse de pie por sí mismo es un paso es muy importante para el niño, habilidad que tú con ayuda de los juegos puedes estimular, mientras pasas un rato divertido con el pequeño.

Mantenerse de pie por sí mismo es un paso es muy importante para el niño, habilidad que tú con ayuda de los juegos puedes estimular, mientras pasas un rato divertido con el pequeño.

1. Carera de obstáculos: cuando aún gatee, puedes fabricarle un circuito de obstáculos. Basta con poner una alfombra de juegos sobre el suelo (el pasillo es un espacio ideal), llenarla de cojines, almohadas, peluches, etc., y dejar que tu pequeño gatee entre ellos, sorteándolos, trepando, o esquivándolos. Este sencillo juego será excelente para su maduración psicomotriz.

 

2. Descálzalo: es preferible que no lo calces cuando esté aprendiendo a levantarse o a caminar. Aprovecha también para que experimente la sensación de andar sobre diferentes texturas: césped, arena, alfombra, loza, madera, etc. Según varios estudios, los bebés que no usan zapatos tienen menos problemas en los pies que aquellos que sí los utilizan. Si camina descalzo, los pies crecerán de forma natural por lo que los zapatos no deberían utilizarse para andar por la casa, sino exclusivamente en el exterior para protegerlos de los objetos peligrosos o de la suciedad.

 

3. No olvides la pelota: cuando empiece a dar sus primeros pasos, las patadas estarán a la orden del día. Recuerda tener una pelota suave y grande a la mano para que la patee tantas veces que quiera. Le servirá para desarrollar la psicomotricidad y fortalecer los músculos de las piernas.

 

4. La cama elástica: déjalo que salte sobre el colchón. Esto favorece el sentido del equilibrio. Asegúrate de sostenerlo bien para evitar que rebote y se caiga.

 

5. Baloncesto: toma una caja y varios juguetes del niño, de preferencia suaves o blanditos. Ponle la caja cerca para que introduzca los objetos adentro. A los niños a esta edad les encanta meter y sacar cosas de las cajas, así que no te costará convencerlo. A medida que vaya encestando los juguetes, coloca la caja  un poquito más lejos. Después , en un lugar más elevado, por ejemplo, en un silla. Recuerda que se trata de motivarlo a que se mueva y se levante: la altura debe ser relativamente alcanzable por el pequeño. Hazlo poco a poco.