Categories
Ser Bebé

5 tips para criar a tu bebé sin problemas

Criar al bebé no siempre es fácil: llora mucho, no duerme, come mal?¡No te alarmes! Descubre cómo hacerlo de la mejor forma.

Criar al bebé no siempre es fácil: llora mucho, no duerme, come mal?¡No te alarmes! Descubre cómo hacerlo de la mejor forma.

Tenemos a nuestro bebé en brazos, nopodemos creer que después de la espera ya se encuentre entre nosotros. Su carita, su olor, sus movimientos… todo lo que soñamos ya una realidad. Pero cuando llegamos a casa, las cosas no son tan idílicas como esperábamos. Estamos cansadas y deseamos dormir, pero no podemos porque el bebé reclama su toma. El pequeñín llora y no sabemos qué le sucede, la casa está hecha un desastre y las abuelas y las amigas no dejan de darnos consejos, muchas veces contradictorios, y no sabemos a quién hacer caso. La situación nos desborda y es fácil que acabemos lamentando: «¡Nadie me había dicho que esto sería tan difícil!».

 

¿Por qué no disfruto?

 

Puede que la palabra no sea desilusión porque sólo mirar al bebé lo compensa todo, pero sí agobio, sobre todo por la falta de experiencia. Aunque la naturaleza hace que como madres nos adaptemos a esa nueva etapa de la vida y que la prioridad sea el niño, es justo reconocer que a veces cuesta un poco. Muchas mujeres sienten miedo porque están convencidas de que nunca van a saber cuidar de alguien que las necesita tanto, pero enseguida descubren que no sólo pueden, sino que en pocos días parece que lo hubieran hecho siempre. Y lo más importante: que disfrutan con ello.

 

¿Problemas al dar el pecho?

 

La lactancia puede ocasionar problemas que conviene conocer para no llevarse desilusiones, como las grietas en los pezones o que el niño no gane peso porque no mama correctamente. Casi siempre pueden superarse, pero a veces no es así, y la nueva madre deja de amamantar a su hijo y se siente culpable. El pediatra o los grupos de lactancia ayudan a superar las dificultades.

 

Aún no ha pasado el tiempo para restablecerse del parto y el cansancio es lógico, por lo que la recuperación física tarda un poco (más si el niño ha venido al mundo por cesárea). Por eso a veces no encontramos las fuerzas necesarias para poder seguir adelante con energía y buen humor.

 

¿Amor a primera vista?

 

Tanto se idealiza el parto y el encuentro con el recién nacido, que cuando llega el momento muchas mamás (más de las que están dispuestas a admitirlo) se sienten desilusionadas porque no sienten ese amor infinito que esperaban. Aunque estén felicísimas al ver a su hijo, lo que sienten aún no es amor, sino más bien un instinto de protección al cachorro, común en todas las madres. El amor real aparecerá con el contacto día a día.

 

Nadie dijo que criar a un bebé fuera una labor sencilla y si alguien lo hizo, mintió. Un recién nacido requiere toda la atención de su madre y es a ella a quien busca. No en vano ha estado durante nueve meses dentro de su cuerpo y, aunque parezca mentira, reconoce su voz y su olor, es un ser indefenso que la necesita para vivir. Por eso nunca está de más que nos echen una mano cuando sintamos que ya no tenemos fuerzas; y si es papá, mucho mejor. Es él quien debe tener presente que en estos primeros días, madre e hijo necesitan ser cuidados, mimados y consentidos al máximo.