Categorías
Ser Bebé

5 tips para prevenir la deshidratación del bebé

La deshidratación es la pérdida excesiva de agua y sales minerales del organismo. La causa más frecuente es la gastroenteritis, pero también los biberones mal preparados. Aquí te decimos cómo prevenirla.

La deshidratación es la pérdida excesiva de agua y sales minerales del organismo. La causa más frecuente es la gastroenteritis, pero también los biberones mal preparados. Aquí te decimos cómo prevenirla.

La causa más frecuente de la deshidratación es la gastroenteritis, porque con los vómitos y la diarrea se pierde mucha agua. También pueden causar deshidratación los biberones mal preparados, con más polvo del debido, y la fiebre alta.
En cuanto a los síntomas de deshidratación, los principales son:

 

1. Decaimiento
2. Llanto sin lágrimas
3. Fontanela y ojos hundidos
4. Orina escasa

 

¿Cómo se previene? Para evitar la deshidratación, cuando el bebé tiene diarrea o vómitos hay que dar al bebé una solución rehidratante o sueros. Si suda, es importante ofrecerle agua.

 

¿Cuándo hay que ir a urgencias? Si el bebé no acepta la solución o la vomita y, sobre todo, si presenta algún signo de deshidratación, hay que llevarlo al hospital sin pérdida de tiempo. El tratamiento a seguir consistirá en:

 

1. En caso de diarrea, es primordial ofrecer suero al bebé (se vende en la farmacia sin receta) para ayudarle a reponer los líquidos y las sales minerales que ha perdido.

 

2. Si tiene vómito, la solución rehidratante se da en pequeñas cantidades, empezando por una cucharadita cada pocos minutos y aumentando a dos, tres, etc. a medida que el niño tolere los líquidos.

 

3. Los bebés que se alimentan de leche materna es mejor que tomen la solución rehidratante entre tomas; en cambio, a los alimentados con biberón conviene rehidratarles antes con el suero y luego darles biberón.