Categories
Ser Bebé

5 tips para que el bebé duerma bien

Es común que los bebés tengan un patrón de sueño diferente al de sus padres, sin embargo, aquí te decimos cómo compaginar ambos.

Es común que los bebés tengan un patrón de sueño diferente al de sus padres, sin embargo, aquí te decimos cómo compaginar ambos.

Si tu bebé recién nacido no logra dormir toda la noche, llora desconsolado cuando lo quieres acostar en su cuna o solo es capaz de conciliar el sueño en tus brazos es momento de hacer ajustes en su rutina de sueño para que ambos puedan dormir bien.

Especialistas sugieren que es necesario antes de cualquier cambio en la rutina de sueño, que los padres sepan que establecer un buen hábito de descanso será un fuerte cimiento para que en el futuro su hijo no padezca trastornos del sueño como insomnio, dolor de cabeza, cambios de humor y falta de apetito.

¡Manos a la obra! 

Es momento de tomar nota de las siguientes recomendaciones que pueden ayudar a tu hijo a que aprenda a dormir bien, lo cual le permitirá estar descansado durante su jornada vespertina:

1. Siesta efectiva: Evita las siestas después de las cinco de la tarde, ya que esto puede alterar su rutina de sueño por la noche.  Es importante que el pequeño duerma en un entorno cómodo y en una habitación con clima agradable.

Tip: No debe ir a la cuna más tarde de la hora acostumbrada con la intención que  despierte ?no tan temprano?, eso no funciona y sólo altera su reloj biológico.

2. Nada de música, ni televisión: Los niños no requieren de este tipo de estímulos, ya que sólo los provoca a seguir despiertos y pueden convertirse en una condicionante para conciliar el sueño.

Tip: La televisión debe estar fuera de su habitación, así evitas que se distraiga por la luz y ruido que produce. 

3. Muñeco de peluche: Este tipo de juguete puede convertirse en su mejor compañía a la hora de dormir. Es una dependencia benigna que le otorga seguridad y confianza.

Tip: En lugar de osos de peluche puedes usar un móvil que se coloque en la parte alta de la cuna, con la finalidad de que sea un juguete con la misma intención que el peluche.

4. Masaje: Es otro elemento que se puede integrar, cuando ya está limpio y cambiado.  Puede recibir este el hermoso regalo, justo unos minutos antes de acostarlo.

Tip: Tocarlo es una fuente de enorme satisfacción, no sólo para el pequeño también para ti.

5. Que la cama no sea castigo: Nunca hay que utilizarla como un lugar al que va después de un regaño, porque el niño lo relacionará como algo negativo. Debe saber que ante todo es un sitio de descanso y tranquilidad.

Tip: Las sábanas no deben cubrirle la cara, lo mejor es que lleguen a la altura de su pecho. También es importante que no duerma con ropa con la que pueda enrollarse o que le impida respirar.

Si quieres saber más de este tema, no te pierdas el artículo completo en nuestra revista de marzo. Suscríbete aquí

Foto: Pixabay