Categories
Ser Bebé

5 tips para relajar las manos y pies de tu nene

El bebe viene al mundo con un reflejo que lo hace mantener las extremidades encogidas. Aquí te decimos cómo puedes ayudarlo a que se relaje.

El bebe viene al mundo con un reflejo que lo hace mantener las extremidades encogidas. Aquí te decimos cómo puedes ayudarlo a que se relaje.

Los bebés recién nacidos se pasan las mayor parte del tiempo con los puñitos cerrados, como si estuvieran en tensos. Si le das un dedo lo aprieta fuerte, fuerte. ¿No se hará daño? ¿Cuándo empezará a abrir las manitas?

 

1. Reflejo de presión.
El bebé nace con el reflejo de Grasping (reflejo de presión), que hace que durante las primeras semanas de vida mantenga las manitas cerradas la mayor parte del tiempo (mientra duerme profundamente, el reflejo de agarrar desaparece y las abre por completo). Cuando siente algún roce en la mano, el reflejo le ordena cerrarla enseguida. Si pones tu dedo en la palma de su mano, automáticamente lo agarrará y si intentas retirarlo, se resistirá. ¡Es increíble lo fuerte que aprietan!

 

2. Presiones en las palmas.
Sujeta la mano de tu bebé con una mano y con el pulgar de la otra, dibuja circulitos en la palma. Así lo estimulas a abrir las manitas. También es eficaz deslizar las yemas de los dedos por el dorso de la mano y trazar círculos con el índice alrededor de la muñeca.

 

3. Dedo a dedo.
Tómalo de una mano y, girando lentamente tus dedos índice y pulgar, ve estirando sus deditos uno a uno. Con este movimiento lo ayudarás a reconocerlos y, de paso, también a aliviar la tensión que puede acumular en las manos.

 

4. El hilito.
Sujeta el tobillo con una mano y, con los dedos índice y pulgar de la otra, tómale un dedo y recórrelo desde la base hasta la punta, girando tus dedos como si sacaras un hilito de su dedo. Después, pasea el hilo imaginario por delante de su cara para que lo siga.

 

5. Pasito a pasito.
Recorre las plantas de los pies con tus pulgares desde el talón hasta los dedos, como si caminaras, haciendo pequeñas presiones. Luego haz el recorrido a la inversa.