Categories
Ser Bebé

6 tips para darle el biberón

Que el bebé no trague aire, que la leche fluya bien y esté a temperatura adecuada, puede ser complicado, pero es cuestión de práctica.

Que el bebé no trague aire, que la leche fluya bien y esté a temperatura adecuada, puede ser complicado, pero es cuestión de práctica.

Sin duda, el pecho es el mejor alimento que puede recibir un bebé. Pero hay mamás que no pueden amamantar todo el tiempo que quisieran y otras que, sencillamente , no desean hacerlo (una opción respetable) porque se sienten incómodas dando el pecho en público, o que prefieren compartir la responsabilidad de la alimentación con su pareja. En estos casos, el biberón es un gran aliado para los primeros meses del bebé en casa.

 

¿Cómo dárselo?

 

Busca un sitio tranquilo y trata de estar lo más relajada posible mientras tienes a tu bebé en brazos. Cada pequeño necesita su tiempo para comer. Algunos son muy glotones y succionan muy deprisa, mientras que otros les gusta pararse, saborear y seguir comiendo.

 

1. La postura debe ser cómoda para el bebé y para quien lo alimente. Ya sea mamá o papá hay que tener la espalda apoyada, con un cojín debajo del brazo que sostiene el biberón. La cabeza del nene debe reposar en el otro brazo y estar más alta que el estómago, así traga menos aire.

 

2. Durante los primeros días de vida, tal vez, sea necesario estimular el reflejo de succión del pequeño, pasándole el dedo o la tetina por los labios hasta que abra la boquita.

 

3. Debes mantener el biberón ligeramente inclinado para que la tetina esté llena siempre de leche y el bebé trague la menor cantidad posible de aire. Retíralo de vez en cuando, ya que los lados de la tetina pueden pegarse y no dejar fluir la leche fácilmente.

 

4. Es bueno cambiar de brazo al bebé a media toma. Así se previenen los dolores de espalda que produce mantener la misma postura por un tiempo, y el bebé se acostumbrará a tomar su bibe en cualquiera de las dos posiciones.

 

5. Para favorecer el contacto físico durante la toma, tú o papá pueden dejar que el chiquitín se apoye sobre el pecho desnudo de alguno de ustedes y sienta su piel mientras come. Hay que alimentarlo sin prisas, mirándolo a los ojos y hablándole bajito y con cariño.

 

6. Cuando acabe si necesita ayuda para soltar el biberón desliza un dedo entre sus encías rodeando la tetina.