Categories
Ser Bebé

7 actividades para despertar la inteligencia del bebé

Los bebés responden ante cualquier estímulo porque tienen ganas de aprender y divertirse.

Los bebés responden ante cualquier estímulo porque tienen ganas de aprender y divertirse.

Aprender a girar la cabeza: cuando tu nene tenga ya dos meses, colócate a un lado del cambiador y llámalo para atraer su atención. Luego ponte en el otro lado: oirá tu voz y girará su cabecita.

Un móvil a su medida: sustituye las figuras de un móvil por otras en blanco y negro (forra de papel blanco la tapa de una caja de crema, otra de medicinas y una pelota de goma, píntalas en blanco y negro). Cuélgalos a unos 25 o 30 cm de su cara.

Mejora la succión: con los nudillos de tu mano, haz un suave masaje en los labios inferior y superior. Luego repítelo en la parte interior de las mejillas y del paladar. Estira un dedo y dale unos leves (pero firmes) toquecitos en las comisuras de los labios.

Un diálogo: el bebé prefiere las voces humanas y, entre ellas, la de mamá, a la que está acostumbrado. Cuando te comunicas afectivamente con él, despiertas su inteligencia. Si la nuca del niño descansa en tu regazo, con los pies hacia fuera, será todavía más efectivo.

¿Qué suena por ahí?: coloca un móvil sonoro al lado de un espejo, de forma que, al moverlo, el bebé escuche el entrechocar de sus elementos (madera, metal?) y los vea reflejados. Para mantener su curiosidad, conviene sustituir de vez en cuando el material de las piezas.

¡Este juguete me lo pidió ! Si le pones juguetes al lado, fijará más tiempo la vista en aquel que más le agrade. La expectación pasiva también potencia su inteligencia.

Los papás en su cuna: coloca dos fotos en cada lateral de la cuna: una ampliada de mamá y la otra de papá. Tienen que estar en blanco y negro: pues este contraste llama su atención. Dos o tres veces al día, durante cinco minutos, pon un proyector musical de imágenes para el techo.

Los bebés responden ante cualquier estímulo porque tienen ganas de aprender y divertirse.