Categorías
Ser Bebé

8 tips para las primeras vacaciones del bebé

Disfruta al máximo de las vacaciones con estos consejos.

¡Que nada se te pase ni olvide! Tu bebé y tú están a punto de vivir sus primeras vacaciones, te dejamos una lista de consejos para hacer este momento memorable. El primero: ¡toma muchas fotos!  

Elige el destino: lo primero que debes hacer es decidir el destino para saber qué es lo que te vas a llevar. Cuando hay buen clima, los parques, las zonas verdes o la playa son la mejor opción para pasear con los peques. El sol, el aire fresco y los colores del paisaje los llenarán a todos de energía. Da igual el tipo de terreno al que vayas, ¡los cochecitos no conocen los límites!

Lleva lo necesario: aunque el trayecto sea corto, hay que ser previsor y llevar todas aquellas cosas que puedas necesitar: pañales, toallitas, agua, biberón o papilla por si le toca comer, baberos, chupón, ropa, etc?. Lo más cómodo es darle el pecho. Para los más despistados, preparar una lista e ir ?tachando? todo lo que tenemos, puede ser de gran utilidad.

El bolso de mamá: tus cosas también son importantes, así que lo mejor es contar con una maleta grande que se pueda adaptar al cochecito o la silla de viaje, donde puedas llevar lo tuyo y lo del bebé. Existen muchos bolsos maternales para llevarlo todo junto, tanto tus cosas como las del bebé. Si no quieres gastar dinero, también puedes optar por tener uno pequeño para ti y el del bebé. Es lo más fácil para organizarse.

Protégelo del sol: una vez que tenemos todo organizado, es el momento de preparar al bebé. Asegúrate de que lleva el pañal limpio y que no le toca comer inmediatamente. Los pediatras recomiendan que le pongas protección solar especial para niños antes de salir de casa. No es necesario llevar paraguas, gorro, gafas de sol…Con una crema especial para bebés, aplicándola con frecuencia, y tratando de buscar la sombra durante las horas fuertes tu bebé estará cubierto.

Cobija multiusos: aunque haya buen clima, es posible que en lugares de sombra refresque o que haya aire acondicionado donde vayas. Para que al bebé no le de frío, son muy prácticos los fulares o una manta de verano o de invierno según la época. Hay muchos diseños y colores y permiten utilizarlos de mil formas distintas: como sábana, como ?extensión? de la capota del cochecito para que el sol no moleste al peque mientras duerme, e incluso para tener más intimidad si lo deseas para darle el pecho en lugares públicos.

Viaje en auto: si usas el coche para llegar a tu destino, recuerda que es fundamental utilizar el sistema de retención infantil de seguridad (silla de auto). Y para evitar que se aburra durante el trayecto, nada mejor que llevar un buen repertorio de canciones infantiles. Aunque no sepa hablar, ¡te sorprenderá ver cómo reconoce e intenta cantar sus favoritas!

De paseo: no importa la edad de tu bebé, a los pequeños de la casa les encanta pasear en el cochecito o sillita ya que el traqueteo de la calle y el aire fresco los suele calmar y ayudar a dormir. Si el bebé tiene pocos días, lo mejor es empezar con una salida de quince o veinte minutos al día y aumentar progresivamente la duración de los paseos.

Estimula sus sentidos: cuando llegues a tu destino, es el momento de divertirse juntos y que tu pequeño disfrute descubriendo y experimentando. La playa o el parque son lugares ideales para estimular sus sentidos. ¡Seguro que no se te olvida su cara si es la primera vez que pisa la arena descalzo! Un abrazo, una mueca…todo lo estimula. También la pasarán en grande jugando con el cubo y la pala, subiendo a un columpio? ¡o persiguiendo palomas!

Disfruta al máximo de las vacaciones con estos consejos.