Categorías
Ser Bebé

¡Cuidado con el algodoncillo en la boca de los bebés!

Como padres nunca acabamos de aprender sobre los cuidados que necesitan los bebés a lo largo de su crecimiento, debemos conocer todas las medidas para prevenir enfermedades, y una de las más recurrentes en los pequeños que toman biberón es el algodoncillo, un hongo que se presenta en su boca y que es muy doloroso.

A este padecimiento también se le conoce como sapito y lo detectamos a través de pequeños puntos blancos que se pueden confundir con restos de leche en la boca del lactante.

Esta infección es provocada por un hongo llamado Candida albicans, que puede afectar fácilmente a los bebés con menos de 6 meses de edad, ya que su sistema inmune es más indefenso y esto los hace más sensibles a la aparición de la candidiasis oral (llamada así científicamente).

La principal causa del algodoncillo es cuando el pequeño tiene contacto con objetos mal lavados, principalmente biberones o chupones, y aunque es menos común, se puede contagiar al momento del parto cuando rosa con el canal vaginal de la madre.

Cuando este padecimiento llega a la garganta y al esófago puede haber un gran dolor, dificultad para comer e inflamación de la garganta, lo que causa que el bebé esté más irritado, pierda el apetito, llore demasiado y tenga fiebre por encima de los 38ºC.

Cuando el sapito no es atendido de una manera adecuada, se puede extender a las uñas y pliegues de la piel del bebé.

¿En dónde se presentan los puntos blancos?

En la lengua, las encías, la parte interna de las mejillas, el paladar y en los labios.

¿Cuál es su tratamiento?

No podemos determinar un tratamiento por nuestra propia voluntad, debemos acudir con un pediatra para que nos recomiende un antifúngico en forma líquida, crema o gel como la nistatina o el miconazol, ¡no medicar al bebé!

¿Qué medidas debo tomar en el hogar?

  • Lavarse las manos antes de tocar al bebé
  • No besarlo en la boca
  • Esterilizar chupones, biberones y cubiertos
  • En caso de que todavía tome leche materna, la madre debe tener mucho cuidado con la higiene de sus pezones