Categories
Ser Bebé

Ayúdalo a dormir como angelito

Desde su nacimiento hasta los seis meses, debes acostarlo boca arriba para evitar el Síndrome de Muerte Súbita, esta posición reduce el riesgo en un 70%.

Desde su nacimiento hasta los seis meses, debes acostarlo boca arriba para evitar el Síndrome de Muerte Súbita, esta posición reduce el riesgo en un 70%.

Durante los dos primeros meses, tu bebé no podrá permanecer despierto más de dos horas, lo cual significa que si no encuentra las condiciones idóneas para dormir, se sentirá cansado y empezará a inquietarse. Por eso, durante esos breves periodos de vigilia debes aprovechar para cambiarle el pañal, darle de comer, etc., de tal manera que, alrededor de hora y media después de que haya despertado, él esté listo para que lo acuestes o puedas iniciar un pequeño ritual que lo relaje para dormir. Padres e hijos te haces estas tres recomendaciones.

 

1. Con miras a que en unos meses tu bebé pueda dormir durante toda la noche, en cuanto tenga aproximadamente dos semanas puedes empezar a enseñarle a distinguir entre el día y la noche: durante el día, cuando esté alerta, juega con él, mantén la casa y su habitación con mucha luz y no trates de eliminar los ruidos normales del día como el sonido del teléfono, la televisión, la lavadora, la aspiradora; por la noche, no juegues aunque esté despierto, mantén las luces tenues o apagadas, procura que haya silencio y háblale poco y en voz baja. En corto tiempo tu chiquito comprenderá que la noche es para dormir.

 

2. Otra buena idea es iniciar una rutina para ir a la cama: ponle su pijamita, arrúllalo un poco en tus brazos, cántale una canción de cuna y dale el beso de las buenas noches.

 

3. Cuando cumpla seis y ocho semanas, dale la oportunidad de quedarse dormido por sí solo : cuando notes que está somnoliento (no hasta que esté dormido) acuéstalo, dale una palmadita en la espalda o un bestia y sal de la habitación. Esto fomentará su independencia desde tan corta edad.

 

Finalmente, para que tu nene duerma mejor puedes darle un rico baño, añade algunas gotitas de esencia de lavanda para que se relaje aún más. ¡Suerte!