Categories
Ser Bebé

¡A tomar el sol!

Descubre por qué son buenos los baños de sol para tu bebé.

Descubre por qué son buenos los baños de sol para tu bebé.

Foto: Pinterest

La cálida sensación que el sol le proporciona tu bebé es indispensable para estimular la producción de vitamina D, la cual es necesaria para que su cuerpo absorba el calcio y el fósforo, primordiales para la formación de dientes y huesos; además, ayuda a prevenir la ictericia.

Entre otros beneficios, los baños de sol ayudan a reforzar el sistema inmunitario, haciendo que el pequeño sea más resistente a las enfermedades.

Es por ello, que los baños de sol son ideales para  que estos se conviertan en un hábito diario desde la primera semana  de nacido.

 

Elige un lugar adecuado para tomar la luz del sol, ya sea a través de una ventana, por ejemplo, pues el bebé no debe ser expuesto a los rayos directos del sol; sólo ?bañarlo? con su luz y calor, que es muy diferente.

1. Verifica que no haya corrientes de aire para evitar un choque de temperaturas.

2. Acomoda el lugar en donde vas a tener a tu bebé, ya sea un moisés o un sillón seguro.

3. Deja a tu bebé con un poco de ropa para los rayos del sol le den en su cuerpo.

4. Déjalo así por unos minutos y dale la vuelta para que la luz le de en su espalda.

5. Fíjate siempre que no haya un calor excesivo, el ambiente debe ser tibio.

6. Haz esta rutina todos los días en un horario ideal. El momento para el baño de sol es entre las 8:00 de la mañana y 10 de la mañana.

Si sales de paseo con tu bebé

– Si vas a salir de vacaciones, entonces mantén a tu pequeño lejos de los rayos directos protegiéndolo con una sombrilla o con el techo de su carriola.

– También vigila que la zona en donde estarás con el bebé esté bien ventilada.

Hidrata bien a tu bebé.

– Este baño de sol hazlo muy temprano en la mañana y un poco antes del atardecer; ya que los rayos solares se filtran incluso a través de la sombrilla.

– No debes usar bloqueador solar antes de los seis meses.

– Evita, por ahora, el mar o las albercas.

– Si quieres que disfrute la frescura del agua, compra una alberca inflable y llénala con agua mineral.

Recuerda que es muy importante que cuides la piel de tu bebé porque es muy delicada, sobre todo de los rayos UV.