4 tips para cuidar la cabecita del bebé

La cabecita del bebé es muy frágil y delicada, pero eso no significa que no puedas acariciarla. Simplemente hay que seguir unos sencillos consejos.