Ser Bebé

La razón por la que las manos de los bebés están siempre cerradas