Categories
Ser Bebé

Cabecita aplanada, ¿cómo ayudarlo?

Muchos bebés sufren aplanamientos o abobamientos en un lado de la cabeza.

Muchos bebés sufren aplanamientos o abobamientos en un lado de la cabeza.

El uso de fórceps y ventosas durante el parto o permitir que el pequeño duerma siempre del mismo lado son algunas de las causas más frecuentes. Aunque a veces el aplanamiento se corrige a medida que el bebé crece, tú urdes ayudarlo a suavizarlo y a aliviarle las tensiones que este le produce con las siguientes técnicas.

 

La llamada plagiocefalia del bebé se produce cuando uno de los lados de la cabeza del niño y parte de la base están  aplanadas. El otro lado de la cabeza aparecerá abombado o sobresaldrá un poco más de los normal. En algunos casos, se verá abombada la frente, por el lado del aplanamiento posterior.

 

Ejercicios

 

1. Palpación en la base de la cabeza: acuesta boca arriba al pequeño en una superficie en la que se sienta cómodo y coloca tus manos en la base de su cabecita. mantén esta posición durante 5 o 7 minutos.

 

2. Palpación en la zonas abombadas: el bebé continúa boca arriba. Coloca una mano en el abobamiento del lateral posterior de la cabeza y la otra mano en la frente del lado contrario. Realizamos esta palpación durante 5 0 7 minutos.

 

3. Palpación en la base de la cabeza y el cuello: con el niño en la misma postura que en el ejercicio anterior, sitúa una de las dos manos en la base de su cabeza y la otra en el cuello. El índice de una de ellas coincide con el meñique de la otra, de manera que ambas se junten donde termina la cabeza del pequeño y empieza su cuello. Realizamos esta palpación durante 5 o 7 minutos.

 

Estos ejercicios se basan en la osteopatía craneal infantil, que trata las tensiones que se producen en el cráneo durante los primeros meses de vida a casa del aplanamiento de su cabecita. Este método trabaja con las articulaciones de la anatomía para liberar las tensiones y devolverle al organismo su armonía.