Categories
Ser Bebé

Cómo afecta la contaminación a los bebés

El frágil sistema inmune de los bebés los hace vulnerables a los efectos de la contaminación en todas sus variantes. ¡Protégelo!

El frágil sistema inmune de los bebés los hace vulnerables a los efectos de la contaminación en todas sus variantes. ¡Protégelo!

Expertos advierten el peligro que supone la exposición de los bebés a la contaminación atmosférica y al contacto de sustancias tóxicas que se encuentran en juguetes y productos de higiene. No se trata de entrar en pánico, sino de tomar precauciones para prevenir problemas de salud derivados de la toxicidad que implica la contaminación. 

 

Entre los principales problemas de salud que puede provocar la contaminación están las reacciones alérgicas, dermatitis, autismo, problemas respiratorios y cardiovasculares, entre otros. 

 

Antes de nacer

 

Desde la concepción los bebés sufren los efectos de la contaminación. El futuro bebé, así es, puede verse afectado por fuentes externas contaminantes y también internamente, a consecuencia de la afectación de su mamá. 

 

Por ello es importante cuidar la alimentación y poner especial atención en el tipo de productos de higiene y cosméticos que se utilizan durante el embarazo, ya que estos contienen sustancias que pueden afectar el sano desarrollo del bebé. Lo mejor es utilizar productos naturales libres de sustancias tóxicas. 

 

Foto: Pinterest

 

¡Pon atención a los componentes!

 

El bisfenol A es un componente que está prohibido en biberones y otros accesorios para bebés, pero que aún se usa para fabricar envases alimentarios como botellas o tuppers. La mejor alternativa es usar cristal o acero inoxidable, y siempre preferir alimentos frescos y evitar los envasados. Mujeres embarazadas y niños deben evitar los alimentos enlatados, ya que también se usa para el revestimiento de las latas.

 

La limpieza verde en el hogar crea un entorno más saludable para la futura mamá y el bebé.

 

Por último, los juguetes y tejidos orgánicos serán de gran ayuda para prevenir y, en algunos casos, incluso la inhalación de pegamentos y materiales artificiales que puedan suponer un riesgo para la salud del bebé. Cualquier alternativa ecológica capaz de mejorar la habitabilidad del entorno será una buena decisión.