Categorías
Ser Bebé

¿Cómo cuidar su cabecita?

Al naces la cabeza del bebé es muy pesada, por ello es importarte sujetársela bien para evitar lesiones. Aquí te decimos cómo cuidarla.

Al naces la cabeza del bebé es muy pesada, por ello es importarte sujetársela bien para evitar lesiones. Aquí te decimos cómo cuidarla.

La cabeza del recién nacido mide unos 35 cm de diámetro. Entre los huesos del cráneo hay dos espacios membranosos (las fontanelas) que facilitan el desarrollo del cerebro en el primer año. Hay muchas formas de tener al bebé en brazos, la más común es: su cabeza y su espalda descansan sobre el brazo de mamá.

 

Hasta los seis meses el pequeño debe dormir boca arriba. Para sacarlo de la cuna lo mejor es agarrarlo por las pompis con una mano y colocar la otra detrás de su nuca. Debes tener cuidado de no tomarlo de más arriba, pues podrías forzar su cuello hacia adelante.

 

Durante el día (nunca mientras duerme), conviene acostarlo un rato sobre su barriguita, para que fortalezca los músculos del cuello. Después, para levantarlo, ladéalo ligeramente y desliza un brazo bajo su pecho, de forma que la mano sujete su barbilla.

 

Para tomar en cuenta

 

1. Pasar las yemas de los dedos por la fontanela no le perjudica si lo haces con suavidad. No la explores para ver cómo evoluciona. Esto es asunto del médico.

 

2. Una de las posiciones favoritas del bebé: la cabeza apoyada sobre tu hombro y el tronco sobre tu pecho. Así, erguido, le resulta más fácil soltar el aire que tragó al alimentarse.

 

3. Al colocarlo boca abajo, de forma que su cabeza descanse sobre tu antebrazo, presionas su panza y le ayudas a eliminar los gases.