Categories
Ser Bebé

Diccionario del llanto del bebé

¿Qué quiere decir el llanto del bebé y cómo puedo calmarlo? ¡Tranquila! Aquí te decimos cómo hacerlo.

¿Qué quiere decir el llanto del bebé y cómo puedo calmarlo? ¡Tranquila! Aquí te decimos cómo hacerlo.

Uno de los miedos de los padres primerizos es cómo van a ser capaces de atender las necesidades de sus bebés ¡si no saben hablar! Por fortuna, el pequeño puede comunicarse desde el primer minuto de vida con su lenguaje: el del llanto. Investigadores de la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia) estudiaron las emociones del niño e identificaron siete tipos de llanto del bebé concluyendo que las principales diferencias se aprecian en la dinámica de los quejidos y la actividad ocular. Casi todos los papás aprenden a interpretar estas diferencias.

Asustado 

El bebé que siente miedo, primero se muestra inquieto, nervioso, luego aparece el sonido del llanto y, cuando lo hace, surge con intensidad. Mantiene los ojos semiabiertos o abiertos totalmente y dirige la mirada hacia el cuidador, como buscando ayuda. El llanto puede detenerse y volver a reaparecer a los pocos segundos. Cómo calmarlo: acaricia a tu bebé, que sienta que estás ahí. Tras calmarse suelen presentarse sollozos o respiración entrecortada.

Ciclo del lactante

El bebé suele acompañar este lloriqueo enérgico y desconsolado encogiendo las piernas, doblándolas hacia el vientre. Los especialistas no acaban de coincidir en la causa de los cólicos, pero a partir de los tres meses suelen desaparecer. Cómo calmarlo: funcionan muy bien los masajes en su pancita, colócalo boca abajo sobre el antebrazo o envuélvelo en posición fetal y acúnalo en tus brazos.

Enfado

Cuando los bebés lloran por este motivo suelen permanecer con los ojos abiertos o semiabiertos. El llanto empieza con un sonido leve que va creciendo en intensidad, como una sirena, abriendo menos la boca que en los otros tipos de llanto. Aunque este lloriqueo es más común a partir de los seis meses, algunos bebés empiezan a ponerlo en práctica antes de esa edad. Cómo calmarlo: normalmente dirigirá la mirada hacia la persona o cosa que le molesta. El llanto cesará al desaparecer de su vista la situación que lo provoca.

 

Foto: Pinterest

Dolor

El sonido es muy agudo, parecido a un grito y se manifiesta con los ojos cerrados casi todo el tiempo. Generalmente el bebé frunce, además, el entrecejo y abre más o menos la boca según la intensidad del dolor (cuanto más daño tiene, más apertura). Cómo calmarlo

: lo primero es detectar aquello que le provoca daño. Quizá son los dientes que le están saliendo, una mala digestión, tiene sus pompis irritadas, está malito… a partir de cada caso habrá que actuar.

Hambre

La primera reacción de todos los adultos que rodean a un bebé cuando le escuchan llorar suele ser la misma: «Tiene hambre». Sin embargo, no siempre es así. Sabremos si se trata de un llanto por hambre cuando sea muy persistente, mantenga más o menos la intensidad, sin altos ni bajos. Cómo calmarlo: en este caso es fácil. El bebé se tranquilizará en cuanto lo pongas al pecho o le des un biberón calentito.

Incomodidad

Si el niño tiene el pañal sucio y le molesta o lo recostaste en una postura que le resulta incómoda, tardará poco en manifestar que no está a gusto mediante un llanto estridente, que estalla de repente. Usará el mismo tono si tiene calor o frío. Para saber si es eso lo que le pasa, lo mejor es tocarle las manos, nariz y nuca, que nos dan una idea de su temperatura. Cómo calmarlo: se tranquilizará cuando aflojes o cambies su pañal, lo pongas en otra postura, lo abrigues un poco más.

Sueño

Puede que haya llegado la hora de hacer una siesta, pero eso no quiere decir que sea fácil dormirse. En ocasiones, el bebé tendrá sueño pero será incapaz de dormir sin ayuda. Entonces llegará un llanto muy nervioso, algo desesperado. Con ello indica que quiere que papá o mamá lo ayuden para que tenga dulces sueños. Cómo calmarlo: con unas caricias, una nana, ese muñeco con pinta de convertirse en su favorito…