Categories
Ser Bebé

¿Cómo saber si tu bebé escucha bien?

Te decimos cómo puedes saber si tu bebé escucha bien y algunas de las causas más comunes de pérdida de audición en niños.

Te decimos cómo puedes saber si tu bebé escucha bien y algunas de las causas más comunes de pérdida de audición en niños.

Desde que nacen los bebés desarrollan su capacidad auditiva con el paso de las semanas y meses. El desarrollo es evidente, pero a veces, cuando nos percatamos de ciertos signos o que no responde a algunos estímulos auditivos, pensamos que nuestro bebé no escucha bien. ¿Pero cómo saber entonces?

 

Por lo general, al nacer, en los hospitales se les realiza a los recién nacidos una prueba auditiva para confirmar que escuche bien. Si hay algún problema se comunica a los médicos y padres. Sin embargo, es importante continuar monitoreando su capacidad auditiva durante los primeros tres meses.

 

Si piensas que tu bebé no escucha bien, es importante poner atención a estas señales de pérdida auditiva y, de resultar positivas, acudas con el especialista. ¡Tranquila, en la gran mayoría de los casos el tratamiento que reciben es muy efectivo!

 

TE RECOMENDAMOSTamiz auditivo neonatal

 

 

 

 

Señales de pérdida auditiva en bebés y niños

 

1. Los recién nacidos, en su mayoría, se sobresaltan o sorprenden al oír sonidos fuertes y repentinos.

2. Alrededor de los 3 meses, los pequeños son capaces de identificar las voces de sus papás.

3. Antes de cumplir los 6 meses son capaces de mirar en dirección hacia donde se producen los sonidos o voces.

4. Alrededor de los 12 meses ya logran imitar sonidos y repetir algunos de ellos, incluso de decir algunas palabras como mamá, papá, hola, adiós, etc.

 

Además de esos puntos, si aún consideras que tu bebé no escucha bien, toma en consideración lo siguiente.

 

Causas de pérdida de audición en niños

 

1. Nació de manera prematura

2. Permaneció en la unidad de cuidados intensivos neonatales (NICU)

3. Tuvo una alta concentración de bilirrubina y necesitó una transfusión

4. Recibió medicamentos que pueden causar la pérdida de audición

5. Tiene antecedentes familiares de pérdida de audición infantil

6. Existieron complicaciones en el parto

7. Padeció infecciones frecuentes en los oídos, meningitis o citomegalovirus

8. Estuvo expuesto a sonidos o ruidos muy fuertes, incluso por un tiempo corto.

Recuerda, la única forma real de saber si tu bebé escucha bien o no es acudiendo con su médico para que haga las pruebas requeridas. No lo mediques ni intentes tratamientos que no conozcas. Y lo más importante, no olvides que en la gran mayoría de los casos los tratamientos los ayudan a recuperar su capacidad auditiva. ¡Cuídalos!

 

NO TE PIERDAS: ¿Cómo tratar la otitis?