Categorías
Ser Bebé

Consejos para iniciar la lactancia mixta

La lactancia mixta se recomienda a partir del sexto mes, una vez que exista una buena producción de leche materna y el bebé tenga buena succión.

La lactancia mixta se recomienda a partir del sexto mes, una vez que exista una buena producción de leche materna y el bebé tenga buena succión.

Se conoce por lactancia mixta a la alternancia en la alimentación para un bebé de leche materna y leche artificial o fórmula. Existen muchas opiniones respecto a si se debe elegir este régimen para un recién nacido, así como dudas respecto a cuándo y cómo iniciarla.

 

Se opta por la lactancia mixta a la necesidad de las actuales madres que deben volver al trabajo luego de su permiso de maternidad, por problemas de madre para amamantar a su bebé, así como por la tendencia de permitir que los padres también participen en su alimentación.

 

TE RECOMENDAMOS: ¿Qué es la lactancia mixta?

 

 

 

¿Cuándo iniciarla?

 

La mayoría de los especialistas coinciden en que todo dependerá de cada bebé, pues los casos son muy diferentes. Se recomienda que la lactancia mixta se inicie luego de haber dado pecho y una vez que la producción de leche sea abundante. Esto alrededor del quinto o sexto mes, debido a que se puede alternar sin que genere problemas con su producción y ya que el bebé presenta muy buena succión.

 

No obstante, existen muchos casos exitosos en los que las mamás han debido iniciar la lactancia mixta casi desde el primer mes. La clave parece residir en el deseo de las propias madres y de sus pequeños, quienes al final de cuentas tienen la última palabra.

 

Cuando se comienza este tipo de alimentación, uno de los consejos más frecuentes es dar tantas tomas de pecho como sea posible y necesario, e introducir un biberón de leche de fórmula cada 24 horas. A partir de ello, la frecuencia se aumenta con esta última hasta que el bebé muestre su completa aceptación.

 

Lo ideal al ofrecer la lactancia mixta es que exista un equilibrio, pero la realidad es que la leche de fórmula suele ser la que más termina consumiendo el bebé. Una alternativa para quien elija que sea diferente es la lactancia diferida, pues se continuará dando leche materna pero en biberón.

 

Las cantidades de leche o fórmula durante la lactancia mixta dependerán de las necesidades del pequeño. Asimismo, con el paso de las semanas, este tipo de alimentación deberá modificarse para dar paso a nuevos alimentos en la dieta del bebé. 

 

NO TE PIERDAS: 5 claves de la lactancia diferida