Categories
Ser Bebé

¿Cuánto debe dormir el bebé?

En los primeros meses, el ritmo de sueño de los bebés se establece por la alimentación. Después, su descanso empieza a organizarse de otra forma. Averigua si su descanso es adecuado.

En los primeros meses, el ritmo de sueño de los bebés se establece por la alimentación. Después, su descanso empieza a organizarse de otra forma. Averigua si su descanso es adecuado.

Son inevitables las dudas sobre si el descanso del bebé es el adecuado: ¿será normal que se despierte tanto? ¿por qué las siestas del bebé son tan cortas? No te preocupes, ellos acaban de venir al mundo y están aprendiendo a dormir, a comer… Solo hay que conocer ese proceso de adaptación para que ellos duerman tranquilos.

 

Todos los bebés duermen en el útero de sus mamis. Al nacer, no tienen marcados los ritmos, ya que la secreción de melatonina (hormona que induce el sueño) es muy baja y continua, es decir, no aparece de noche y desaparece de día como en los adultos. Hasta las 4-8 semanas el bebé, no adquieren un ritmo día-noche adecuado. Para ayudarle a modificar sus hábitos, sin forzar su ritmo natural, es conveniente:

 

-Por el día, sobre todo por la mañana, exponerlo el mayor tiempo posible a la luz natural con paseos, luz a través de las ventanas, etc. En la última hora del día, procura que reciba menos luz. Realiza sus rutinas y cuidados cotidianos siempre a la misma hora. Lo ideal es darle un baño relajante antes de anochecer.

 

– Por la noche, cuando se despierte, espera un poco antes de ofrecerle pecho, para evitar que asocie el hecho de despertarse con la alimentación. Procura que las tomas nocturnas sean tranquilas, sin luz o con la mínima posible.

 

¿Duermen toda la noche?

 

El recién nacido tiene un ritmo de sueño marcado por la alimentación y se despierta aproximadamente cada dos o tres horas. En el segundo trimestre adquiere hábitos poco a poco y suele tomar una siesta por la mañana, otra por la tarde y hace un largo sueño nocturno de cuatro-cinco horas. A partir de los 6 meses puede empezar a dormir toda la noche, siempre y cuando entendamos por toda la noche cinco o seis horas, y en los horarios del bebé. Por eso es bueno que los padres adapten sus horas de descanso a los ritmos de su pequeñín para no agotarse.

 

¿Y si solo se duerme en brazos?

 

En general, hasta los 3 o 4 meses no hay ningún problema en el sueño por usar ayuda extra para iniciarlo. El problema puede aparecer cuando, a partir de esa edad, papá y mamá creen que deben dormir al bebé y para ello recurren a los brazos. En realidad, no hay que dormirlo, sino facilitarle el lugar y el ambiente apropiado. Se puede acunar al bebé para transmitirle seguridad, pero dejándolo en su cuna antes de que se quede dormido del todo.

 

A veces, el bebé se acostumbra a los brazos porque en sus primeros meses sufrió de cólicos. Lo atendieron cada vez que lloraba, de manera que no ha aprendido a dormirse de noche ni tampoco a estar solo de día. Con el tiempo, los cólicos desaparecen, pero permanece el modo de comportarse del bebé. No pasa nada, ni hay que alarmarse. Lo importante es transmitirle al pequeño tranquilidad y seguridad.