Categorías
Ser Bebé

Dar pecho durante la vacunación reduce el dolor

Dar pecho o amamantar durante o después de recibir una vacuna ayuda a reducir el dolor en los bebés. A esto se llama tetanalgesia.

Dar pecho o amamantar durante o después de recibir una vacuna ayuda a reducir el dolor en los bebés. A esto se llama tetanalgesia.

La llamada tetanalgesia, es decir, el efecto calmante del amamantamiento, es la clave para reducir el dolor que causan las vacunas en los bebés, así lo confirma la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

A decir de los especialistas de la OMS, ?Grupo de Expertos en asesoramiento estratégico en materia de inmunización? (SAGE), se trata de una razón más para recomendar la lactancia o dar pecho a los bebés.

 

TE RECOMENDAMOS: 5 tips para el día de la vacuna 

 

 

 

De manera general, uno de los factores que pueden hacer que se retrase o impida la vacunación de los más pequeños es el dolor que les causa y el temor a las inyecciones. Por ello se aconseja a las madres tener a sus bebés en brazos y darles pecho durante o inmediatamente después de la vacuna.

 

Es aquí donde la tetanalgesia puede ayudar: al estar en contacto físico con su mamá, el bebé se olvida de los factores externos que le están produciendo dolor, ya que se encuentra protegido y recibiendo cariño.  ¡Ya sabes el secreto, así que nada mejor que el amor de mamá  contra el dolor!

 

NO TE PIERDAS: 5 razones para vacunarse