Categories
Ser Bebé

En otoño, ¿cómo prevenir las enfermedades?

En esta época del año algunas personas, y sobre todo los niños, suelen contraer infecciones respiratorias o a desarrollar alergias. ¿Qué debes hacer para evitarlas?

En esta época del año algunas personas, y sobre todo los niños, suelen contraer infecciones respiratorias o a desarrollar alergias. ¿Qué debes hacer para evitarlas?

Causas

La humedad, los cambios bruscos de temperatura, y la contaminación, son los factores principales que se presentan en otoño, y que pueden ser responsables de  ocasionar alteraciones en las vías respiratorias, principalmente en personas susceptibles, de acuerdo con Gerardo López pediatra y director de Asistencia Pediátrica Integral.

Además, hay fenómenos que pueden precipitar las infecciones o hacer que el organismo reaccione ante estas condiciones del ambiente, como los gérmenes virales, los cuales ocasionan enfermedades como gripes, o incluso, virus más agresivos como la influenza que aparece en otoño y repunta en el periodo invernal.

Las alergias

En el caso de los bebés, ?es muy poco probable que a un lactante de menos de 2 años tenga una alergia estacional, por ejemplo al polen, porque para poder desarrollarla necesitamos exponernos 2 veces a la polinización de una planta, lo cual generalmente no sucede en niños pequeños, esto se observa más en edad escolar y adolescencia. Sin embargo, pueden tener alergias dentro de la casa como a los ácaros del polvo que se alimenta de la piel humana?, afirma Gerardo.

Podemos detectar una alergia de tipo respiratoria porque la nariz se empieza a inflamar, y tenemos molestias muy recurrentes parecidas a una gripe cada 15 días, cada mes, o en períodos estacionales. Aunque, habitualmente con las alergias no se presenta fiebre, si es asi se habla de una infección.

Cómo evitarlas

Según el alergólogo, éstas afecciones suelen ser hereditarias, por eso hay que revisar los antecedentes familiares para reducir las posibilidades de que se desarrollen, pues las alergias empiezan en un 70% antes de los 5 años de vida. De hecho, las personas alérgicas son más propensas a contraer infecciones si se dan las condiciones necesarias, tales como, calor en el día y mucho frío en la noche.

¿Qué hacer?

Evita el uso indiscriminado de antibióticos en tu bebé o si estás embarazada porque lo puedes predisponer a desarrollar más fácilmente alergias, debido a que su intestino se coloniza de bichos.

Cuando los recién nacidos no fueron alimentados con seno materno, sino con leche artificial o se les dio muy temprano alimentos sólidos, tienen más posibilidad de desarrollar alergias alimentarias. Por ello, se recomienda amamantar al bebé los primeros 6 meses y después de este tiempo darle comida sólida.

Los cuidados básicos son los mismos que debemos tomar para no desarrollar cualquier otra enfermedad respiratoria, entre ellos:

Promover el ejercicio  en la familia para que nuestro sistema inmunológico responda de manera correcta contra cualquier agresión. El sedentarismo nos hace más propensas a exponernos a elementos alergénicos.

No dejes que tu tesoro conviva demasiado con mascotas, sobre todo si tu casa es pequeña, porque hay más exposición a la caspa de perros o gatos.

Mantener una alimentación saludable, y en menor medida consumir productos industrializados o chatarra.

Monitorear qué tan altos son los índices de contaminación de nuestra región, ya que si hay situaciones de contingencia ambiental la salud de los ojos y nariz es la más afectada.

Cuida que tus hijos tengan todas las vacunas porque esto ayuda a reforzar el sistema inmune, en especial la de la influenza a quienes son más susceptibles.

Alergólogo Gerardo López
apiger3@gmail.com