Categories
Ser Bebé

Las enfermedades de mayor peligro

Te decimos cuáles son las enfermedades de niños de mayor gravedad.

Te decimos cuáles son las enfermedades de niños de mayor gravedad.

Foto: Pinterest

Gracias a los avances de la ciencia, un número de enfermedades de niños se han erradicado casi por completo. Es por ello, que hay cada vez menos casos de las enfermedades más peligrosas como la poliomielitis y la difteria. Sin embargo, muchos niños todavía adquieren las enfermedades infantiles más peligrosas que a continuación te describimos.

Difteria. Es una forma de infección bacteriana cuyo signo más evidente es un dolor de garganta, acompañado de un poco de fiebre. Lo que hace que la difteria sea una de las enfermedades más peligrosas de la niñez es la posibilidad de una infección que se extiende por debajo de la tráquea y en el tracto respiratorio. Esto puede causar una serie de complicaciones relacionadas con el corazón y el sistema nervioso si no se controla.

Foto: Pinterest

Bronquitis. Esta enfermedad se caracteriza por una inflamación de los bronquios, acompañada de tos y expectoración. Puede ser de corta duración o crónica. La bronquitis crónica en los niños es una afección de larga duración y se caracteriza por tos que con mucosidad excesiva. Para su diagnóstico, se requiere que la persona haya tenido tos con mucosidad durante casi todos los días, por lo menos durante 3 meses.

Neumonía. Esta enfermedad de niños es la causa de muerte de un millón de menores al año, por lo que representa el 15% en menores de 5 años. Existe el cura, pero desafortunadamente no toda la gente sigue el tratamiento adecuado o atiende los síntomas en cuanto se presentan.  

Varicela. Aunque no se considera como una de las enfermedades infantiles más peligrosas, pero puede causar complicaciones graves o la muerte en los niños. Si bien existe una vacuna contra la varicela, muchos niños la contraen a través del contacto con otros pequeños infectados. El virus de la varicela generalmente sigue su curso dentro de una semana y ocasiona la aparición de ampollas rojas muy incómodas en el pecho, la cara, la garganta y la espalda.  

Diarrea. Las principales causas de esta enfermedad de niños son las infecciones gastrointestinales, resfriados, antibióticos y el exceso de fruta o jugo en su dieta diaria. Sin embargo, también se puede presentar diarrea en un niño con deficiencias enzimáticas o porque le están saliendo los dientes. Representa el 9% de las muertes de niños menores de 5 años. Lo ideal es consultar con el especialista para que actuar de manera inmediata y mantener hidratado al bebé.
 
Paperas. Las paperas es una infección viral aguda caracterizada por la inflamación de las glándulas salivales que, a su vez, puede comprometer otros órganos. Se caracteriza por   fiebre no muy alta, hinchazón de la glándula parótida y dolor en dicha región. También pueden aparecer síntomas digestivos como vómitos y dolor abdominal, y encefalitis. La tumefacción desaparece aproximadamente a la semana y alcanza el pico máximo entre el segundo y tercer día. El niño debe estar aislado durante 9 días desde el inicio de los síntomas.

Cada enfermedad presenta síntomas distintos y que viene acompañada de dolor, debilidad, malestar, etc., por lo que debes estar atenta a cualquier señal que tu bebé presente.