Categorías
Ser Bebé

Enfermedades comunes en lactantes

Muchos de los padecimientos típicos en recién nacidos se deben a que su organismo, aún no alcanzan un desarrollo adecuado y son débiles e inmaduros.

Muchos de los padecimientos típicos en recién nacidos se deben a que su organismo, aún no alcanzan un desarrollo adecuado y son débiles e inmaduros.

Saber cuáles son los problemas de salud más frecuentes en los bebés, sus causas y tratamientos, te ayudará a no perder la calma cuando se presenten; pero, sobre todo, a saber qué hacer en casa y cómo aliviar los síntomas más molestos. Solo recuerda siempre que, ante cualquier duda, por más pequeña que sea o frente a un cuadro más severo, nada sustituye al consejo del médico.

 

Estreñimiento

 

En los lactantes, este problema rara vez aparece cuando amamantan, de hecho, el contratiempo suele presentarse en la transición de la leche materna a la fórmula o cuando comienzan a ingerir alimentos sólidos. Hay estreñimiento si las heces son duras y secas, menos frecuentes de lo habitual y al pequeño le cuesta expulsarlas, por lo cual realiza mucho esfuerzo, incluso puedes notar cómo se pone roja su carita cuando hace popó.

 

¿Qué hacer?

 

1. Ofrécele más líquidos con el fin de ablandar sus heces. Dale té de ciruela pasa dos veces al día. Prepáralo con cuatro onzas de agua por una ciruela (sólo si el pequeño es mayor de dos meses).

 

2. Si ya come alimentos sólidos, evita los que estriñen (arroz, zanahoria y plátano) y ofrécele papillas con alto contenido en fibra como avena, pera, papaya o ciruela pasa.

 

3. Consulta con el pediatra la posibilidad de cambiarle la fórmula láctea a tu hijo.

 

Reflujo gastroesofágico

 

Se trata de un trastorno digestivo muy común en bebés, el cual se caracteriza porque vomitan o escupen la leche con frecuencia (lo cual puede afectar a su crecimiento) y presentan irritabilidad (dolor); y si es severo, puede acarrear también problemas respiratorios. Aparece entre la segunda y tercera semana de vida y desaparece alrededor de los ocho meses. El problema ocurre porque su esfínter esofágico (la válvula que conecta el esófago con el estómago) es débil o no funciona bien todavía. esto hace que los alimentos y los jugos gástricos suban desde el estómago a su boca, provocando acidez y vómito.

 

¿Qué hacer?

 

1. Coloca al bebé en posición vertical mientras lo alimentas. Al terminar, manténlo en esa posición unos minutos más y evita moverlo demasiado.

 

2. Hazlo eructar varias veces durante la toma. También es recomendable que le des de comer más veces pero en menor cantidad.

 

3. Puedes espesar la leche materna o de fórmula con cereal de arroz o de avena, 5 g de cereal por 120 ml de leche. Consúltalo antes con el médico, para ver si lo considera conveniente o para que te recete una fórmula láctea antirreflujo.