Site icon Padres e Hijos

¿Es normal que el bebé recién nacido pierda peso?

¿Es normal que el bebé recién nacido pierda peso?

¿Es normal que el bebé recién nacido pierda peso?

La mayoría de los recién nacidos pierden peso durante los primeros días de vida. No hay de qué alarmarse. ¡Toma nota!

Los bebés recién nacidos pierden peso debido al proceso de adaptación que sufren al llegar al mundo. Aunque a muchos padres les preocupa esto, no hay motivo alarmarse. 

 

Para sentirte tranquila, debes tomar en cuenta que los recién nacidos pierden entre el 10 y el 12% de su peso corporal durante los primeros día de vida y lo empiezan a recuperar poco a poco a partir de la tercera semana. 

 

Causas de la pérdida de peso del recién nacido

 

1. Inexperiencia en la succión. Aunque los niños nacen con este reflejo, tardan en perfeccionarlo, de tal forma que muchas veces se quedan dormidos a la mitad de los tomas y comen menos de lo que necesitan. Si es tu caso, despierta al bebé con caricias suaves en la cara y el cuerpo. 

 

RELACIONADAS: 5 señales de que tu bebé está creciendo bien

Foto: iStock

 

2. Pérdida de líquido. El bebé nace con un exceso de agua que no está dentro de los vasos sanguíneos ni dentro de las células, sino, por así decirlo, libre en los tejidos. De ahí que su eliminación sea muy sencilla a través de la orina y por ende pierda peso. 

 

3. Expulsión del meconio. Es la primera ?popó? del recién nacido. Está formada por restos de células de la pared intestinal, de la piel y del vello y por líquido amniótico que el bebé ha tragado. Aunque su volumen es muy variable en cada caso, se calcula en unos 10 g por cada kilo de peso del niño.

 

Otros factores que influyen en la pérdida del peso

 

El tipo de lactancia también repercute en el peso del bebé. Por ejemplo, si la madre opta por la lactancia natural, hay que tomar en cuenta que la producción de leche puede tardar en establecerse hasta 96 horas y que hasta ese momento el bebé estará alimentándose de calostro, sustancia rica en proteínas y anticuerpos, pero no tan calórica como la leche.

 

RELACIONADAS: 10 verdades sobre la lactancia materna.

 

Tampoco hay que olvidar que a largo plazo, un bebé alimentado con leche materna gana menor peso que aquellos que toman leche de fórmula, pero esto no significa que esté bajo de peso.  Hasta los 3 meses se considera normal que un bebé alimentado con leche materna gane 170 g a la semana, frente a los 240 g que aumenta un bebé que toma leche de fórmula. ¡No te obsesiones con la báscula! Sí es importante tomar en cuenta el peso del bebé, pero si notas que está sano, moja un mínimo de seis pañales al día y si hace ?popó? al menos una vez cada dos días, significa que está bien nutrido. Eso sí, si el pequeño no recupera el peso en 15 días, debes llevarlo al pediatra para descartar cualquier problema. 

 

 

 

 

 

Exit mobile version