Categorías
Ser Bebé

Estimular la vista de tu hijo desde recién nacido, ¡le crea grandes beneficios!

Los bebés vienen al mundo muy preparados para aprender: tienen una enorme capacidad innata de percepción y están ansiosos por recibir estímulos. No hay más que ofrecérselos. Al estimular la vista de tu hijo desde esta edad, despiertas su atención, lo haces feliz y potencias su inteligencia.

Mirar los hace más despiertos

Aprender significa establecer conexiones entre las células nerviosas en el cerebro, que se van haciendo más complejas con el tiempo. Cuanto más variadas sean las impresiones sensoriales que el ser humano recibe, más complejas serán las estructuras que se forman entre las células nerviosas. Por el contrario, las conexiones poco utilizadas se atrofian y se produce un déficit cognitivo permanente.

Michael Kavek, un psicólogo evolutivo de la universidad de Bonn, Alemania, quien investiga la capacidad de percepción de imágenes en profundidad que tienen los niños, explica que a los recién nacidos les gusta ya mirar algo.

“Desde el principio son capaces de distinguir caras y colores”; con lo que ven, ellos se hacen una especie de archivo de imágenes en la memoria. “Si se les muestra la misma imagen una y otra vez, desvían la mirada: no la miran porque ya la reconocen. Pero una nueva imagen o un nuevo color, sin embargo, supone un nuevo estímulo”, explica el Dr. Michael Kavek.

Este especialista recomienda mostrar a los bebés cuentos con sencillas estampas a partir de las seis semanas de vida; lógico, las mismas deben ser grandes y tener contornos bien definidos, si no es así, podrían confundir a los bebés que aún no tienen la visión completamente desarrollada.

También advierte que las representaciones de la televisión no sirven, ya que reproducen imágenes tridimensionales en dos dimensiones y los bebés no son capaces de descodificarlas.

Y añade que la percepción visual del niño también se estimula desde el principio mediante objetos que se mueven, por ejemplo, los móviles que se colocan sobre la cuna o las cajas de música.

Te dejamos estos juegos divertidos para estimular su vista y pases un buen rato con tu bebé; aprovecha después de alimentarlo (si no se queda profundamente dormido), o en esos momentos en que le cueste trabajo dormir para ayudarlo a relajarse.