Categorías
Ser Bebé

Estrenando habitación

Si estás pensando en la decoración de la recámara de tu peque, aquí te damos una selección de colores que lo ayudan a mejorar su estado de ánimo.

Si estás pensando en la decoración de la recámara de tu peque, aquí te damos una selección de colores que lo ayudan a mejorar su estado de ánimo.

Las habitaciones destinadas a los recién nacidos son lugares que inspiran a soñar; donde colores, texturas y tiernos detalles se reúnen para crear un clim de dulzura y calidez.

 

¿Rosa o azul?
Colores que han sido socialmente indicadores del género de los bebés. ¿Pero cuál es su significado? ¿Qué fechos y sensaciones se logran con ellos?

 

Rosa dulce para tu niña
Se asocia a la femenino. En sus tonos pastel, pálido y tenue, tiene un efecto relajante. Promueve la calma, la afabilidad y el afecto. Refleja ingenuidad, bondad, ternura y buenos sentimientos. Es un color que ayuda a despejar la mente de pensamientos negativos, que proporciona energía y orienta el carácter a la dulzura y delicadeza.

 

Azul relajante para tu niño
Tiene un efecto campante. Ayuda a conciliar el sueño, a atenuar dolores de cabeza y a aliviar trastornos del estómago. Se asocia con la seguridad física y la fuerza. Favorece la tranquilidad y paz. Expresa confianza, armonía, afecto, amistad, fidelidad y amor. Es un color sedante, que baja  la presión sanguínea y reduce el apetito.

Amarillo pastel
Es el color el sol, del día y la luz. Se usa para amplia visualmente los espacios. Es muy activo y se asocia a la precaución. Tiene significados positivos, tales como la risa y el placer, el optimismo y la claridad. Según el Feng Shui, es ideal para llenar de alegría un ambiente. Según un estudio elaborado por el experto en psicología del color Andreu Guardi, los bebés lloran más en las habitaciones amarillas en su tono más chillón, por lo tanto, lo ideal es usarlo en un tono claro, pálido o apastelado.

 

Verde natural
Está asociado con la naturaleza, la fertilidad y la primavera. Transmite seguridad, expansión y anima el crecimiento emocional. Es el color de la relajación por excelencia debido a reduce la tensión. Está relacionado a la juventud, el deseo, el descanso, equilibrio y esperanza. Fomenta la actividad cerebral, relaja y actúa como desintoxicante. En el Feng Shui es apropiado para el cierto de los bebés, más si tiene una buena entrada de luz natural.

 

Violeta, púrpura o lila
Los tonos lila y lavanda son muy femeninos. Expresan misterio, intensifican la intuición y la capacidad intelectual. Tiene efectos calmante y relajantes. Expresan autocontrol y dignidad. Eleva todo aquello que es espiritual y hermoso, purifica y limpia. Es un color tan potente que puede impulsar a sacrificarse por un ideal, puesto que proporciona mucho poder. Terapéuticamente ayuda a solucionar problemas de bazo, circulación y nervios. además de reducir la angustia.