Site icon Padres e Hijos

Evita que tu peque se muerda las uñas

Evita que tu peque se muerda las uñas

Evita que tu peque se muerda las uñas

No lo regañes. Es mejor mostrarte comprensiva e intenta averiguar cuál es la razón de este mal hábito.

Ver que tu hijo se muerde las uñas con frecuencia puede ser muy estresante y en cierto momento te puede sacar de tus casillas y lo reprendas fuertemente, pero esta situación no es útil para solucionar el problema, ya que añade nerviosismo y tensión a la situación y sólo logra reafirmar este mal hábito.

 

En general, detrás de morderse las uñas suelen esconderse pequeñas dificultades de relación, nerviosismo, inseguridad, desorientación, estrés, cansancio… Por eso, para ayudar a los pequeños a vencer este mal hábito, los papás deben mostrarse pacientes y comprensivos con ellos.

 

Tácticas infalibles

 

Si tu hijo se muerde las uñas, lo más eficaz para que deje de hacerlo, es que intentes averiguar por qué lo hace. Para ello, procura hablar mucho con él y demuéstrale que te interesas por sus gustos, actividades, sentimientos, etc.

 

Además, practica estos consejos:

 

-Cuando se muerda las uñas frente a otras personas, no le llames la atención, mejor acuerda con él un código secreto (guiñarle un ojo, por ejemplo) que le recuerde que no debe hacerlo.

 

-Enséñale a identificar sus sentimientos y a ponerles nombre. Así podrá asimilarlos mejor y compartirlos.

 

-Procura que lleve una vida ordenada y que duerma las horas suficientes para su edad.

 

-Crea un ambiente relajado y cómodo en casa.

 

-Cuando le notes nervioso, dale algo que le mantenga las manos ocupadas, para evitar que sin darse cuenta se lleve los dedos a la boquita.

 

-Reserva un momento del día para que practique algún deporte o pasatiempo.

 

-Cuando deje de hacerlo, no dudes en felicitarlo por su logro, porque esto reforzará su autoestima.

Exit mobile version