Categorías
Ser Bebé

¿Falta de apetito? Podría ser reflujo

El reflujo en los pequeños es la principal causa de que pierdan el deseo de comer.

El reflujo en los pequeños es la principal causa de que pierdan el deseo de comer.

El reflujo se presenta cuando los alimentos que ya mezclados con el ácido estomacal (ácido clorhídrico) que sirve para la digestión, se regresan hacia el esófago y llegan hasta la boca del bebido en forma de regurgitación o vómito. Esto se origina debido a la falta de madurez de la válvula Cardias que es un músculo que cierra el paso del estómago al esófago.

 

Los principales síntomas son cólicos, regurgitación o vómito, náuseas, dolor irritabilidad o llanto después de comer, hipo y eructos frecuentes, problemas para dormir, dificultad para aumentar de peso, rechazo a comer y dificultad para tragar.

 

Los especialistas recomiendan evitar el consumo de grasas, ya que son muy irritantes y producen mucho ácido. Por el contrario, hay que aumentar la ingesta de frutas y verduras que tengan alto contenido de fibra.

 

A causa del reflujo muchos pequeños rechazan los alimentos, y por las regurgitaciones y el vómito podrían no mantener suficiente comida en su estómaguito. Esto puede ocasionar la pérdida de peso o la aparición de desnutrición, problemas que de no tratarse a tiempo se pueden complicar.

 

Para tener la certeza de que tu pequeño tiene reflujo, debes acudir al médico ante las primeras molestias. Él te dirá cuáles son las pruebas necesarias para confirmar el diagnóstico y el tratamiento a seguir.