Categories
Ser Bebé

Fortalece su sistema inmunológico

Dale a tu bebé alimentos que fortalezcan sus defensas para protegerlo de las enfermedades.

Dale a tu bebé alimentos que fortalezcan sus defensas para protegerlo de las enfermedades.

Una buena nutrición en las primeras etapas de la vida es fundamental para un sano crecimiento y desarrollo, así como para fortalecer el sistema inmunológico de tu hijo. Existen alimentos poseen  propiedades que le ayudarán a desarrollar las defensas necesarias en la prevención de enfermedades infecciosas.

 

El sistema inmunológico

 

Es la defensa natural del cuerpo contra infecciones de bacterias y virus. Está formado por una red de células, tejidos y órganos que trabajan para proteger al cuerpo. Los glóbulos blancos, que también son llamados leucocitos, son parte de él, se encuentran en la médula ósea, el bazo y el sistema linfático; y se encargan de atacar a las gérmenes invasores. Gracia a las vacunas, el sistema inmunológico combate enfermedades graves que solo no podría enfrentar. Algunas personas tiene problemas en su sistema inmune como alguna alergia, que es cuando el organismo responde de manera exagerada ante algo inofensivo (como los cacahuates) como si se tratara de una reacción verdaderamente peligrosa. Pero cualquier afección del sistema inmunológico puede prevenirse y tratarse.

 

El mejor alimento

 

La leche materna posee nutrimentos que fortalecen las defensas naturales del lactante como:

 

1. Probióticos: favorece la formación de una flora intestinal sana y rica en bífidus. Estimulan las defensas naturales y la maduración del sistema inmune. Regulan el tránsito gastrointestinal.

 

2. Prebióticos: son el alimento de los probióticos (bífidus). Favorecen la abundancia de estos microorganismos en la flora intestinal del lactante para protegerlo.

 

3. Grasas Omega 3 y 6: además de intervenir en el desarrollo de la vista y del sistema nervioso del bebé colaboran en la maduración del sistema inmunitario.

 

4. Inmunonutrientes: las células que componen nuestras defensas naturales necesitan este tipo de nutrientes para ayudar al sistema inmunitario a funcionar correctamente.