Categorías
Ser Bebé

Guía de higiene para el recién nacido

Cuidar la higiene de tu bebé no solo lo hará lucir muy guapo, también ayuda a estar muy sano. En Padres e Hijos te decimos paso a paso cómo lograrlo.

Cuidar la higiene de tu bebé no solo lo hará lucir muy guapo, también ayuda a estar muy sano. En Padres e Hijos te decimos paso a paso cómo lograrlo.

Para que tu nene esté muy sano desde sus primeros días de vida, es vital tener una excelente higiene para evitar complicaciones como infecciones o algunas patologías. Aquí te decimos como limpiar cada parte del cuerpo de tu hijo. ¡Sigue leyendo!

 

1. CORDÓN UMBILICAL: se caerá en un par de semanas. Mientras evita que se moje. Para lograrlo, asea a tu nene con una esponja. Cuando le cambies el pañal, limpia la base del cordón con la ayuda de un hisopo o algodón humedecido con alcohol. También elige pañales para recién nacido con corte en el ombligo, así no lastimarás el cordón.

 

2. UÑAS: son suaves pero pueden causar lesiones en el recién nacido. Debes cortarlas con una tijeras de punta redondeada o cortaúñas para bebés y con una lima suave redondear los bordes. El momento ideal para hacerlo es cuando tu angelito duerme.

 

3. BOCA: aunque el bebé solo se alimenta de leche materna hay que mantener una adecuada higiene en su boca. Con un paño limpio y húmedo asea sus encías después de cada alimento. Así las mantendrás sanas.

 

4. NARIZ: ¿se congestiona con facilidad? Puedes ayudar a tu nene si aplicas gotas nasales de solución salina y con la ayuda de una perilla despejas sus vías nasales. Consulta al pediatra sobre cómo utilizarlas.

 

5. EVITA ROZADURAS: las pompitas están en constante contacto con  las heces y la orina, ello provoca rozaduras. Podrás prevenirlas si dejas al niño sin pañal siempre que sea posible, cámbialo cada vez que haga del baño, lava el área con agua tibia y sécalo muy bien.¿Su piel está irritada? Aplica una pomada antirozaduras.