Categories
Ser Bebé

Juegos infantiles que ayudan a tus hijos a crecer

No existe mejor juego que el de enseñarles sin que se den cuenta ¡Que siga creciendo lo bueno! Haz que tus peques aprendan al mismo tiempo que se divierten.

No existe mejor juego que el de enseñarles sin que se den cuenta ¡Que siga creciendo lo bueno! Haz que tus peques aprendan al mismo tiempo que se divierten.

  

Hacer que tus hijos se conviertan en adultos positivos, seguros de sí mismos y sin miedos, depende en gran medida de tu labor como mamá. Lo primordial es predicar con el ejemplo, pero también puedes apoyarte con juegos sencillos y entretenidos que en algunos casos pueden incluso involucrar a toda la familia. 

 

Valentía

Muéstrale a tus peques ejemplos concretos de personajes cuyo trabajo requiere de valor, como los alpinistas, marineros, bomberos, policías, astronautas o ¡hasta dibujos animados que luchan por un ideal como Ralph, El Demoledor! El punto es que descubran cómo se comportan al mismo tiempo que desarrollan admiración, respeto y simpatía por ellos. No necesariamente tiene que ser alguien famoso, ¡puedes poner de ejemplo a su papá o abuelos!

 

Seguridad y autoestima

La autoestima va de la mano con la educación, así que cuando trates de sembrar confianza en tu peque, procura hacerlo a través de estímulos, elogios y lecciones donde entienda que si no lo consiguió hoy, con trabajo, esfuerzo y dedicación podrá conseguirlo después. Como complemento, existen muchísimos cuentos cortos como El Patito Feo, donde la temática central gira en torno a la seguridad y la confianza en uno mismo.

 

Solidaridad

Cuando están en etapa preescolar es el momento perfecto para que empiecen a desarrollar ideas relacionadas con la solidaridad, y lo mejor de todo es que los escenarios para practicarla son muy variados. Incentívalos a que terminen sus deberes (tender la cama, limpiar su cuarto, hacer la tarea) con la promesa de un premio desconocido. También diles que siempre que puedan ayuden a sus hermanos, compañeros o ancianos, que compartan sus alegrías y hasta su tristeza en los momentos complicados.