Categorías
Ser Bebé

¿Se puede caer la mollera del bebé?

Existen algunas creencias acerca de la mollera del bebé, de tener cuidado de que cierre o de que se caiga. Pero, ¿sabes qué es y cómo está conformada esa parte de la cabeza?

Existen algunas creencias acerca de la mollera del bebé, de tener cuidado de que cierre o de que se caiga. Pero, ¿sabes qué es y cómo está conformada esa parte de la cabeza?

Foto: Pinterest

La fontanela anterior, comúnmente conocida como la mollera, es un ?huequito? que tienen los bebés en la parte superior de la cabeza en forma de rombo y al tacto da la sensación de que está blandita. Está formada por la falta de unión transitoria de los huesos parietales y frontal, y está cubierta por membranas. A final de cuentas lo que tocamos es las membranas con líquido por debajo que recubren el cerebro.

Cuando el bebé nace, la fontanela se mantiene abierta y permite una comunicación más directa entre el cerebro y el espacio exterior, ya que no existe hueso alguno en esta zona y se puede visualizar directamente el cerebro a través del llamado ultrasonido transfontanelar, estudio común en los recién nacidos prematuros.

 

Foto: Pinterest

Esta abertura, por así decirlo, cierra antes de los 2 años de edad. En bebés de 3 meses
apenas si cierra el 1% de las fontanelas. La mollera suele reflejar de forma indirecta la presión intracraneana y el estado de hidratación del bebé, por ejemplo, si un bebé tiene vómito o diarrea puede perder líquidos y deshidratarse, es por eso que la mollera se puede  caer o hundirse.

¿Cuándo debo acudir con el médico?

Si existe un un abultamiento o un cambio en el tamaño de la fontanela pueden indicar alguna una enfermedad, al igual que un cierre muy temprano o muy tardío, por lo que ante cualquier caso o duda, se debe consultar de inmediato al médico pediatra.
 
Lo que no debes hacer

Si el bebé tiene la mollera hundida, no intentes practicar alguno de los consejos de la mamá o vecina, como colgar al bebé con la cabeza hacia abajo, lo cual puede ser muy peligroso, pues puedes lastimar seriamente a tu bebé. Lo recomendable es acudir de inmediato con el pediatra, ya que si la fontanela está hundida significa que el bebé está deshidratado y se debe acudir al médico de inmediato.