Categories
Ser Bebé

De la lactancia a los sólidos

Es el momento en el que tu bebé va a descubrir nuevos sabores y texturas. ¡Ten paciencia! Es un proceso de adaptación tanto par él como para ti. E nuestra nota te ayudamos con esta tarea.

Es el momento en el que tu bebé va a descubrir nuevos sabores y texturas. ¡Ten paciencia! Es un proceso de adaptación tanto par él como para ti. E nuestra nota te ayudamos con esta tarea.

El proceso

Dependiendo de qué tan satisfactorio sea su desarrollo con la leche como alimento único, el pediatra te indicará cuándo introducir comida sólida en a dieta de tu hijo, más o menos entre el cuarto y sexto mes  de edad. No te inquietes si, al empezar con los sólidos, tu hijo tiende a tomar menos leche, es normal.

Qué debes hacer

Salvo indicación contraria del médico, ofrece a tu bebé pequeñas cantidades de alimento sólido (de media a una cucharadita cada vez). Coloca el alimento a la mitad de su lengua para evitar que, poniéndolo más atrás, le produzca náuseas o lo escupa por sentirlo en la punta d ella misma. Tal vez no le encante el sabor , pero continúa con este patrón y verás que en unos cuantos días estará totalmente adaptado y hasta pedirá más. Aumenta la cantidad diaria a una y una y media cucharaditas, hasta llegar a dos, tres y cuatro cucharadas soperas una o dos veces al día, según sea su apetito.

Siempre dale la papilla antes que la leche, para que el hambre lo motive a probar lo nuevo. El éxito de la ablactación depende mucho de la consistencia del alimento, y ésta debe ser cremosa; luego de unas semanas semipastosa, después granulosa , finamente picada, y por último, ya que el pequeñín cumpla nueve o 10 meses de edad, en trocitos pequeños, fáciles de masticar para él.

El pediatra dice

No agregues al mismo tiempo varios alimentos nuevos, a fin de que puedas apreciar cuál le gusta a tu retoño y cuál no, e incluso, para que puedas reconocer el origen de eventuales reacciones alérgicas. Para introducir un nuevo producto a la dieta espera  a que el niño esté bien adaptado al que agregaste anteriormente y, solamente entonces, ofrécele una cucharadita del nuevo por cada dos del ya conocido.

¡Compréndelo!

Una nueva consistencia o sabor puede provocar en el bebé dificultades para comer, además de la rebeldía natural ante una situación desconocida, así que no lo fuerces a probar o a terminarse determinado alimento, los expertos  aconsejan que mejor mantengas la calma (es más sano psicológicamente) y pospongas su introducción para otra ocasión.

Conoce las mejores recetas de cocina en Cocina Fácil