Categorías
Ser Bebé

¿Los bebés expresan emociones como los adultos?

Descubre el código secreto de las emociones de tu bebé. ¡Te sorprenderás!

Descubre el código secreto de las emociones de tu bebé. ¡Te sorprenderás!

En 1986, la profesora de psicología Linda Camras de la Unviersidad DePaul, en E.U.A. tuvo un bebé, durante ocho semanas, registró cada expresión de su hija y su causa.

 

Los que Camras buscaba probar era una teoría de la década de los 70 en la cual se alegaba que para los 2 meses de edad, los bebés sonreían, alzaban las cejas y hacían expresiones faciales para mostrar emociones positivas y negativas, como goce o miedo.

 

Al estudiar el crecimiento de su bebé, la profesora descubrió que la teoría no era cierta, por ejemplo, su hija alzaba las cejas, en una expresión de sorpresa clásica, al jugar con un juguete que le resultaba familiar.

 

La investigadora llegó a la conclusión de que el repertorio facial de los bebés puede ser confuso y solamente con el paso del tiempo y la retroalimentación se va alineando para que haya una relación entre la expresión facial y la emoción.

Foto: iStock

 

El doctor Michael Lewis, que estudió desarrollo infantil en la Escuela de Medicina Rutgers Robert Wood Johnson afirma que aunque la mayoría de las personas concuerda que entre los 6 y 8 meses de edad ya hay expresiones faciales que concuerdan con emociones, él piensa que esto sucede antes.

 

En estudios el Dr. Lewis probó que cuando infantes de 2 meses de edad jalaban una tira que mostraba imágenes de bebés sonriendo al mismo tiempo que tocaba música de Plaza Sésamo sus caras reflejaban placer. Después cuando la cuerda ya no funcionaba mostraban enojo y tristeza.

 

Sin embargo, Camras no está segura si estos efectos ocurren fuera de las condiciones de un laboratorio y cuestiona la suposición de que la cara de un bebé, a diferencia de la de un adulto, siempre revela su estado de ánimo. Por ejemplo, si un persona se cae frente a ti, intentas no reírte, porque es de mala educación, como adultos podemos controlar nuestras expresiones faciales, pero debemos asumir que los bebés no. Y tú, ¿qué opinas?

 

 

Fuente: MuyInteresante