Site icon Padres e Hijos

Mi bebé no puede alimentarse correctamente

Mi bebé no puede alimentarse correctamente

Mi bebé no puede alimentarse correctamente

Conoce uno de los problemas más recurrentes para una mamá y su bebé a la hora de amamantar.

Como mamás, sabemos que la lactancia es la principal fuente de alimento para nuestros bebés, y también es un vínculo importante que difícilmente es suplantando por otros métodos. La lactancia nutre, estimula y hace sentir protegido al bebé.

 

Sin embargo, dentro de este periodo pueden ocurrir complicaciones. Una de ellas es el frenillo lingual corto, que es una pequeña membrana que las personas tenemos dentro de la lengua, pero en ocasiones, se encuentra en la parte inferior. Cuando esta membrana es demasiado corta y poco elástica, restringe los movimientos normales de la lengua, ocasionando dificultades durante la lactancia.

 

El principal de los problemas causados por el frenillo lingual corto, también llamada anquiloglosia, es que el bebé no sujeta de manera adecuada el pecho al amamantar. En lugar de agarrarse a la porción de pecho adecuada, es decir, el pezón y la mayoría de la areola, sólo alcanza a tomar el pezón.

 

Esta situación lleva a que el bebé se suelte con mucha frecuencia y por ende propicia la aparición de grietas en los pezones, dolor y mayor riesgo de infecciones. También podría ocasionar ingurgitación mamaria, que se produce cuando las tomas son prolongadas pero se erxtrae poca leche.

 

TE RECOMENDAMOS: Guía rápida para la lactancia materna

 

 

 

 

El frenillo lingual corto también ocasiona que las sesiones de amamantamiento sean largas y cansadas para la medre y su bebé, el cual no ingiere la cantidad de leche necesaria y que provoca otros problemas como desnutrición.

 

Para tratar el frenillo lingual corto, se puede recurrir a buscar una mejor posición para amamantar. Si esto no soluciona el problema es necesaria una cirugía llamada frenectomía, la cual se puede realizar con bisturí, láser o tijeras, llevada a cabo por un especialista.

 

Si sientes que tienes este problema mientras amamantas a tu bebé, no olvides consultarlo con un especialista para que determine qué es lo mejor para ti y tu pequeño.

 

NO TE PIERDAS: 7 formas de apoyar durante la lactancia como papá

 

 

Exit mobile version