Categorías
Ser Bebé

Mimos positivos para el desarrollo

Por Mayra Martínez

El único sentido que el bebé tiene desarrollado al 100 % al nacer es el tacto. Por eso, a través del contacto físico, papá y mamá le transmiten lo importante que es para ellos, sus deseos de que crezca y se desarrolle sano. Para él es vital: mima a tu bebé desde el primer día.

DULCE BALANCEO

Desde que tu hijo llega al mundo necesita sentir tu calor de madre y establecer al instante un vínculo emocional. Por medio de la lactancia se produce un estrecho contacto físico. El pequeño tiene la oportunidad de oler a mamá, de tocarla y sentir el contacto con su piel. Además, oirá los latidos de su corazón, a los que está tan acostumbrado. Es una buena forma de disfrutar del bebé, quien recibe placer y confianza. El balanceo encanta a todos los bebés. Sienta al niño sobre tu regazo y muévete con suavidad y armonía, con un ritmo regular, mientras le sonríes, lo acaricias, le cantas…

 

TERNURA Y CARICIAS

La mirada, el contacto, el olor, la voz, los gestos cariñosos… son vitales para su desarrollo. Cuanto mayor sea la dosis de amor maternal (y paternal) que reciba el bebé a través de caricias y sonrisas, mejor se sentirá. La clave está en dedicarle tiempo. Tu cara y voz deben reflejar seguridad, confianza y alegría: de esta manera comienza a relacionarse con el mundo exterior. Para acariciarlo no uses plumas o telas, lo mejor son las manos.

PEXELS

 

Te recomendamos: LA TIERNA FORMA EN QUE ANAHÍ DUERME A SU HIJO

ABRAZARLO

Tomar en brazos a tu bebé le ayuda a relajarse y sentirse tranquilo, verás que si lo tienes así un buen tiempo comerá y dormirá mejor, lo cual es muy bueno para su desarrollo. Investigaciones pediátricas indican que sentir los brazos de mamá le facilita a tu hijo una mejor oxigenación, algo que favorece el óptimo funcionamiento de su organismo al tiempo que le produce una sensación positiva de seguridad y bienestar.

 

TÉCNICA CANGURO

Los investigadores de la Universidad de BarIlán, Israel, concluyeron que utilizar la técnica canguro (usar el calor del cuerpo de la mamá para mantener caliente al bebé) aumenta la capacidad de aprendizaje en los niños, tienen un mejor funcionamiento del sistema nervioso y mejor respuesta ante el estrés; además de ayudarles a regular el ritmo cardiaco, la respiración y la temperatura. Entonces, ¡abraza a tu bebé todo lo que puedas!

 

No reprimas tus ganas de abrazar a tu bebé: contrario a las creencias de antes, a los niños les hace mucho bien.

4 BENEFICIOS DEL CONTACTO FÍSICO:

•Disminuye el estrés
•Fortalece el sistema inmunológico

•Aumenta el vínculo afectivo

•Incrementa la sensación de bienestar