Categories
Ser Bebé

Es importante no perforar las orejas de los recién nacidos

Por estas razones no debes perforar las orejas de los recién nacidos.

Perforar las orejas de los recién nacidos es una práctica muy común pero que puede resultar peligrosa para el bebé.

Se cree que es mejor perforar las orejas de los recién nacidos al poco tiempo de vida para que no recuerden el dolor causado, otros lo hacen para que el sexo del bebé no sea confundido, otros más por una simple cuestión cultural.

No obstante, la Academia Americana de Pediatría no recomienda que se les perforen las orejas a los bebés ya que poner una pieza de metal en la oreja puede hacer que  se enrede en la ropa y causar heridas que causen sangrado en el recién nacido.

Otro de los riesgos es que algunos padres de familia lo hacen a las pocas horas de que el niño o niña han nacido, antes siquiera de aplicarle la vacuna del tétano, la cual se debe aplicar a los dos meses de nacido.

Entre los 6 y 16 meses de vida es cuando los médicos recomiendan perforar las orejas de los bebés.

Una recomendación también es que los pendientes o aretes deben ser de oro y que el material a utilizar durante la horadación debe estar completamente esterilizado ya que de lo contrario podría generar infecciones y aumentar la posibilidad de contraer hepatitis.

Recuerda que los hijos son lo más preciado que uno como mamá o papá tenemos.

Por eso es importante informarnos y actualizarnos constantemente para tener la mejor información a la mano.

De este modo no será más fácil tomar decisiones respecto a la salud y bienestar de nuestros bebés.

De lo contrario, la falta de información y conocimiento generará una ola de ignorancia que solo repercutirá en contra de nuestros hijos.

La poca o nula información puede ser crucial y es mejor estar bien empapados de los temas relacionados con nuestros hijos.

TEXTO: RODRIGO GONZÁLEZ