Categories
Ser Bebé

Pros y contras de la lactancia a demanda

Descubre cómo funciona la alimentación a demanda, cuáles son sus beneficios y sus contras.

Descubre cómo funciona la alimentación a demanda, cuáles son sus beneficios y sus contras.

En los últimos años se ha despertado la polémica sobre cada cuando se debe alimentar a un bebé. Muchas mamás acostumbran optar por la demanda, es decir, dar pecho a sus bebés cuando éstos se lo pidan, sin respetar horarios ni duración. El bebé es el que indica que tiene hambre con llanto o movimientos de cabeza y también determina la duración de la toma.

 

Sin embargo, también existe la creencia que este sistema podría ocasionar indigestión y es preciso esperar de 3 a 4 horas para volver a ofrecerle alimento. A este sistema se le conoce como regla de las 3 horas. Lo beneficioso de esta opción es que el bebé aprende a seguir un horario y es más cómodo alimentarlo.

 

No obstante, el bebé es el que mejor sabe si tiene o no hambre,  a pesar de lo bien que lo alimentemos. La lactancia a demanda es una forma que asegura que el bebé toma exactamente el alimento que necesita, al ritmo que desea y sin riesgos de empacharse, puesto que la leche materna, al contrario de la artificial, es más fácil de digerir y permanece en el estómago por menos tiempo.

 

TE RECOMENDAMOS: Guía rápida para la lactancia materna

 

 

 

 

 

Por otro lado, no todos los bebés tienen la misma demanda: algunos toman leche por un periodo más largo y vuelven a pedir alimento varias horas después; otros, toman menos y su demanda es más frecuente. Esto quiere decir que cada bebé tiene su propio ritmo de alimentación, lo que puede causarle conflictos a su madre.

 

A pesar de los inconvenientes de la lactancia a demanda, la mayoría de las mamás han optado por esta opción, ya que no se puede saber a ciencia cierta si un bebé está satisfecho o si realmente no tiene apetencia. Además, este sistema promueve la producción de leche de la madre, que también la beneficia a ella.

 

Es necesario romper con el tabú de que un bebé exige más alimento porque la leche de la madre no lo sacia. Toda leche materna es de calidad, excepto si hay casos de desnutrición.

 

Para conocer más sobre la alimentación de tu bebé y si se está nutriendo adecuadamente, no olvides consultarlo con su pediatra.

 

NO TE PIERDAS: 5 mitos sobre la lactancia