Categorías
Ser Bebé

¿Qué es la exterogestación?

Se conoce a la exterogestación como los segundos nueve meses del bebé. ¿De qué se trata? Descúbrelo.

Se conoce a la exterogestación como los segundos nueve meses del bebé. ¿De qué se trata? Descúbrelo.

Los bebés no se deberían de separar de sus madres, ni durante la primera hora después del parto, ni en los siguientes nueve meses; hoy se han descubierto los innumerables beneficios que les brinda a ambos permanecer en contacto permanentemente. Esta etapa es fundamental para la evolución cerebral y está directamente vinculada al desarrollo físico, emocional y psicológico del bebé. 

 

A este proceso de mantener al bebé lo más cerca posible y el mayor tiempo en brazos se le conoce como exterogestación. En la sociedad occidental se han inventado diferentes mecanismos que permiten a los padres ?descansar? del bebé, como si fuera una carga. No es necesario utilizar carriolas, cunas, hamacas, etc., lo mejor para el bebé es el contacto físico y permanente. 

 

La exterogestación implica que tras el nacimiento, el bebé necesita otros nueves meses en los brazos de mamá. Y no te preocupes por el papá, porque si bien, el lugar idóneo para permanecer es el cuerpo de la madre (durante ese período), hay muchas oportunidades para que los dos se vinculen emocionalmente con su hijo. Con esta práctica, la figura del padre será un buen referente en el futuro.

 

Foto: iStock

 

¿Por qué nueve meses?

 

La Naturaleza lo ha previsto así, por eso en torno a los 9 meses, muchos bebés desean gatear, a otros incluso les gustaría caminar sin caerse, aunque es un poco pronto para eso. El desarrollo humano durante el primer año de vida es fascinante, y muy intenso; pero la exterogestación permite completarlo después del parto; además el nacimiento no es más que un tránsito entre esos ?9 meses dentro / 9 meses fuera?. 

 

Es importante mencionar que es mentira que llevar en brazos al bebé lo malcría y le niega la posibilidad de madurar y tener autonomía. Lo mejor es tener el mayor contacto físico con él para que crezca emocionalmente sano.