Categorías
Ser Bebé

Jugar con tu recién nacido, ¡sí se puede! Sigue estos tips

¿Piensas que como está chiquito no puede jugar? Pues sí puede y debes hacerlo. Los niños aprenden todo lo que necesitan a través del juego. Solo sigue estos consejos para jugar con tu recién nacido y divertirse mucho.

Aunque tu recién nacido no pueda atrapar una pelota, ya puede divertirse.

  1. Recuerda la moderación, es seguro jugar con un bebé nacido unos días atrás, pero limita cada sesión a unos cinco minutos; demasiado juego podría irritarlo.
  2. Los juegos de imitación son un buen comienzo: saca la lengua o haz una «o» con la boca, mantenla por unos segundos y mira si tu bebé intenta imitarte.
  3. Sigue su ritmo. Él te dirá si tiene ganas de jugar o no: si trata de levantar la cabeza o mirarte, si su ojos y expresión son vivaces, es buen momento para interactuar. Si llora, se retuerce, retira la mirada, parece aburrido, o sus ojos y expresión parecen apagados, no hagan nada y tomen un descanso.
  4. Pon algo de música. Sus oídos son bastante sensibles al ruido, así que eso lo mantendrá atento, pero mantén bajo el volumen.
  5. El mejor momento para el juego físico es cuando el bebé está activo y alerta; leer u otras actividades más lentas son oportunas cuando se encuentra tranquilo.
  6. Elige un momento en que puedas dedicar toda tu atención a tu bebé y no juegues con demasiado vigor luego de que haya comido.
  7. Encuentra un sitio al nivel de tu bebé, recostado de espaldas o sobre tu estómago, en el suelo o la cama.
  8. Sé paciente, poco a poco él tendrá mayor interacción contigo.
  9. Usa mucho estímulo facial y verbal, sonrisas, risas; aunque no entiende palabras, tu bebé va identificando el sentido, la intención de lo que dices.
  10. Asegúrate de dar apoyo a su cabeza desde atrás en todo momento y evita movimientos repentinos cuando lo manipules.

Fuente: Armin A. Brott. Voy a ser papá. Editorial Aguilar.

FOTO GETTY IMAGES