Site icon Padres e Hijos

Recuerdos para toda la vida

Recuerdos para toda la vida

Recuerdos para toda la vida

Hay mil formas de recordar a tu bebé. ¿Cuáles son para siempre y cuáles las más originales?

Aunque parezca que va a durar para siempre (sobre todo si estás en plena racha de cólicos o noches en vela), tener un bebé en casa es algo que se pasa volando. Sus risas musicales, su carita cuando lo abrazas, sus chapoteos en el baño: te gustaría conservar esos momentos en una cápsula del tiempo y no olvidarlo jamás. Estas son algunas ideas para conseguirlo.

 

1. Huellas: reproducir las huellas del bebé es lo último para decorar la sala o su cuarto. Hay empresas especializadas en convertir en obras de arte las marcas de piececitos y las manitas de los peques. Se trata de estampar la huella de tu hijo en una arcilla especial y dejarla secar. Puedes grabar también su nombre y su fecha de nacimiento o recortar la huella y añadirla a un marco con su foto (o12 fotos, una por cada mes del primer año), incluyendo el periódico del día que nació u otro detalle. También hacen esculturas de sus manitas o moldes, por ejemplo, de la pancita de mamá. Si lo que deseas es llevar siempre contigo el recuerdo, puedes recurrir a las joyas personalizadas. La huella del dedito (el nombre, la fecha de nacimiento o una dedicatoria) se graba en plata de collares, llaveros y hasta accesorios para el celular.

 

2. Diario: los diarios de bebés que se venden en las tiendas de regalos. Son una mezcla de caja de memorias, álbum de fotos y cuaderno. Tienen espacio para escribir, para colocar fotos y para guardar pequeños recuerdos. Los niños también pueden completar este álbum de recuerdos.

 

3. Fotos y videos: hay ideas más originales o nuevas para recordar a los bebés, pero los básicos de toda la vida, las fotos y los vídeos, siguen siendo la mejor forma de capturar a los reyes de la casa para la posteridad y para compartir con amigos y familiares, los momentos más entrañables del día a día de los pequeños.

 

4. Digital: hoy en día, la informática es una buena aliada a la hora de conservar las imágenes de los pequeños. La cámara digital permite hacer mil y una pruebas antes de dar con la foto perfecta, y los marcos digitales hacen que ya no sea necesario elegir una sola instantánea para decorar la sala o tu recámara. Además, hay sistemas para guardar y compartir fotografías, que permite disponer de un espacio virtual en internet donde almacenas todo tipo de archivos y compartirlos con quien quieras.

 

5. Cuento: otra bonita manera de recordar a tu bebé es realizar un cuento personalizado en el que él sea el protagonista. Y no menos importante que lo escrito sea la tradición oral: acontecimientos que, a fuerza de contárselos a los más pequeños una y otra vez, forman parte de la historia familiar.

Exit mobile version